Organízate y siempre llegarás a fin de mes

La mejor base para que los números rojos no te sorprendan es tener un buen plan y sobre todo organización, evitando sobre todo acabar con los errores económicos.

moneda

Seguramente en más de una ocasión habrás comprado por impulsos y provocas gastos ocasionales sin venir a cuento. Son decisiones de compra que intervienen de forma destacada cómo nos sentimos. Por lo tanto para que no te vuelva a suceder y descalabre tu economía, simplemente hazte esta pregunta ¿lo necesito realmente?, y los más importante ¿puedo costearlo?

También solemos tener malos hábitos de consumo. Como puede ser el no mirar nunca las vueltas del supermercado, no revisar los tickets que sabemos tiene errores, o pasar toda una tarde en un centro comercial como un entretenimiento, algo que puede suponer un gasto extra porque siempre terminarás ‘picando’ en alguna tienda.


Revisa esos pequeños gastos diarios que si bien parece no supone un gasto, muchos céntimos son muchos euros a fin de mes. Ese snacks en la maquina de la oficina o del parquing, esas llamadas innecesarias que te harán subir la factura del móvil. Estos gestos cotidianos pueden estar vinculados directamente al bolsillo y gastar sin darte cuenta. Por lo tanto, sé más consciente de ello y no serás un saco roto.

Y por supuesto controla siempre los puntos débiles de tu economía. Ya que, ahora más que nunca debemos analizar esos puntos para tener una buena pauta en la gestión y no tener sustos ni pérdidas de dinero inútiles, porque no está la cosa para ello.

Imagen | draxus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...