Nace el banco low cost al estilo francés

Hoy hablamos de nuevo de entidades financieras porque en este caso en Francia, acaban de lanzar Cuenta Níquel cuyo principal objetivo es precisamente el bajo coste absoluto.

Compte Nickel

Hoy hablamos de nuevo de entidades bancarias y sobre todo de cómo librarse de las comisiones. En este caso, lo hacemos con una noticia internacional, porque parece que nuestros vecinos franceses han reinventado la idea de banco, precisamente haciendo que la cuenta que proponen como revolucionaria sea como la de un banco, pero sin ser un banco. No me he liado. Tranquilo. Ahora lo entenderás todo. Pero antes de explicarte de qué va todo esto, quizás cabe apuntar al nombre que todos los titulares franceses han puesto en portada para ilustrar esta información. Ese es Compte Nickel, que traducido vendría a ser algo como cuenta niquel niquelado.

La idea de Compte Nickel es precisamente ampararse en una normativa europea para poder lanzar al mercado productos bancarios sin necesidad de ser un banco en sí mismos. La cuenta que proponen se abre en los estancos autorizados y para ello, tan solo hace falta tener un número de teléfono móvil y un DNI en vigor. Así de simple. Y claro con el trasfondo de que pese a poder actuar con la entidad como si fuese un banco corriente, no lo es, y por lo tanto no tiene la culpa de los muchos desfases que se han producido por parte de las entidades bancarias. Vamos que se liberan de esa mala imagen.

En cuanto al precio, aunque probablemente en España los consideremos aún caros los 50 euros anuales por los que sale, los vecinos franceses están acostumbrados a pagar de media entre 10 y 20 euros mensuales por una cuenta bancaria normal, con lo que para ellos si que es una verdadera revolución de los bancos low cost que además, en este caso con la Compte Nickel no son bancos.

Quizás lo que más me ha llamado la atención de este nuevo producto que podría empezar a contagiar de ideas a otros países europeos porque la normativa que lo permite es común, es la fórmula que han usado para venderse. Por un lado el eslogan 100% útil 0% tóxico. Y por otro lado la manera de dirigirse a su público objetivo. Aunque aseguran que el producto es para todo el mundo, dicen pensar sobre todo en el ahorrador, en el que mira bien los gastos que hace en su economía doméstica, exactamente en aquel que: «conduce un Logan, vuela en easyJet y llama con Free» ¿Qué te parece el banco que no es banco francés?

Vía: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...