Los trucos psicológicos para ahorrar dinero sin darte cuenta

Hay algunos trucos para ahorrar dinero sin que te des cuenta. El mejor de todos el de la tarjeta prepago, pero también importa mucho buscar amigos ahorradores, limitar tu vida social y darte cuenta del tiempo que cuesta ganar el dinero

Ahorrar dinero sin darte cuenta

Ahorrar es algo importante, ya que la reserva de ahorros te puede salvar de muchos aprietos. Eso sí, hay que ser consciente de lo complicado que puede ser, además de ser demasiado costoso de hacer en algunos casos.

Por suerte, hay algunos trucos psicológicos para ahorrar dinero de forma totalmente inconsciente. Si los aplicas, tu dinero crecerá sin que te des cuenta y sin tener que invertir casi esfuerzo en el proceso.

Cómo ahorrar dinero sin esfuerzo

Lo primero es dejar las tarjetas de crédito de toda la vida y empezar a usar tarjetas prepago. Este tipo de tarjetas tienen un saldo limitado que pones tú, es decir, un presupuesto fijo. Los bancos suelen ofrecer este tipo de tarjeta, muchas veces de forma gratuita, así que hazte con una y empieza a ahorrar. De este modo, si solamente quieres gastar 300 euros en comida, solamente trasfiere ese dinero a la tarjeta y no podrás gastar más.

Otro truco poco conocido es contar las cosas por horas de trabajo, no por dinero. El dinero cuesta mucho ganarlo y a veces no nos damos cuenta. Por ejemplo, comprar un televisor de 500 euros te puede llevar 50 horas de trabajo si ganas 10 euros la hora, es decir, más de una semana de trabajo duro por un capricho. Si lo piensas de esta forma, seguramente te abstengas de gastar un dinero extra.

Si quieres ahorrar, necesitas un propósito y una motivación para hacerlo, es decir, que no debes ahorrar por ahorrar. Por ejemplo, tu objetivo puede ser comprarte una casa, un coche nuevo o unas vacaciones. Para motivarte más, ponte la casa de tus sueños o las vacaciones de fondo de pantalla, para recordarte siempre que debes ahorrar y esforzarte.

Tener vida social es importante, pero tener demasiada vida social puede acarrear mucho gasto, ya que a la gente le gusta divertirse y gastar. Por este motivo, una buena forma de ahorrar es teniendo días para ti solo, limitando tu vida social.

Por ejemplo, en vez de salir con amigos los viernes y sábados, puedes hacerlo solamente los sábados, acudiendo el viernes a hacer algo más barato por tu cuenta. Es más, incluso puedes tener algunos días donde te propongas no gastar nada.

La única excepción a esto es si tienes amigos con los mismos objetivos que tú, es decir, ahorrar. Si tienes a un amigo que quiera ahorrar, ponte de acuerdo con él y apoyaros el uno al otro. Por ejemplo, podéis hacer planes gratuitos como pasear o jugar a algún deporte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...