Los convenios colectivos reducen o congelan la mayoría de salarios

Pese a que ya hemos salido de la recesión, la mayoría de los trabajadores españoles aún no acaban de ver el proceso, ya que los salarios o se congelan o caen

sueldo

En la calle se nota cierto aire de incredulidad y la gente siente como si le estuviesen tomando el pelo la mayoría de noticias relacionadas con el auge de la economía. Lógicamente, muchas de ellas están protagonizadas por políticos que necesitan más que nunca el voto ciudadano. Pero no todas. Es más, en esto de que España ha iniciado el camino de ir bien se suman banqueros, expertos en finanzas y muchos otros especímenes a los que no voy a criticar en profundidad porque para hacerlo necesitaría un post muy largo, y además sería de economía pura. Hoy de lo que quiero hablar es de economía doméstica, porque esa es la que no va al ritmo de la otra, y es por eso que el ciudadano de a pie ya literalmente no se cree que las cosas estén yendo tan bien.

Precisamente la economía doméstica depende de los ingresos que recibe, y por lo general estos son de un trabajo o de una pensión. De las segundas hemos hablado en muchas ocasiones, aunque también de los primeros, pero hoy toca repetir con una noticia bastante desalentadora que confirma la tesis que ya todos presumíamos o vivíamos en nuestras propias carnes. Y es que los convenios colectivos reducen o congelan la mayoría de salarios, y eso quiere decir no solo que el presente es pésimo, sino que el futuro no pinta mucho mejor, porque recordemos que el convenio no regula una mensualidad, sino un período considerable de tiempo.

Pero el problema no es únicamente de los trabajadores en sí mismos. Por un lado tenemos que la familia depende de ellos. Y por lo tanto, la unidad familiar tendrá a su disposición el mismo dinero que será menos con la inflación, o menos dinero del que estaba acostumbrada a tener. ¿Conclusión? Se reduce el consumo. Pero es que si se reduce el consumo del trabajador y su familia, el comerciante o el emprendedor ve reducidas sus ganancias, y en este caso hay dos consecuencias más. La primera, la que ocurre de forma idéntica que con el caso del trabajador, ya que como consumidor actúa de la misma forma. La segunda, y en este caso como empresario, que es probable que haga recortes si la empresa no rinde, y por lo general los recortes suelen ser de plantilla. ¿Conclusión? Más paro en España. No hace falta ser un economista para entender que puede que los bancos hagan caso omiso de este tipo de cosas, pero el país así, no se levanta.

Vía: El País

Imagen: misko13

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...