Los ajustes fiscales en España recaudan bastante menos de lo previsto

A pesar de que las reformas se hicieron con un objetivo, los ajustes fiscales en España recaudan bastante menos de lo previsto por la crisis y el descenso del consumo

ajustes fiscales

El problema de hacer previsiones económicas es que al contrario que las matemáticas, la economía está lejos de ser una ciencia exacta, y en su evolución influyen no solo los factores de capital y de la oferta y la demanda, sino también variables socioculturales que cambian mucho las perspectivas de lo que se puede esperar. Así, parece que nuestro gobierno ha ignorado algunas de ellas, además de algunas particularidades del sistema como por ejemplo que en España tenemos a las ya famosas SICAVs con las que las rentas más altas se escapan de forma legal de pagar la gran mayoría de los impuestos.

Precisamente por no haber tenido en cuenta que el consumo se caería a niveles históricos y que además los mecanismos de recaudación que se habían aumentado para las grandes fortunas no han recaudado lo previsto porque las altas rentas no tributan a través del IRPF, se calcula que para este ejercicio se han recaudado nada menos que 2000 millones de euros menos de lo previsto, lo que sin duda es una cifra que afectará en términos del déficit que tenemos que cumplir con Europa, y podría traer consecuencias, como más duros ajustes económicos.

Los ajustes fiscales en España recaudan bastante menos de lo previsto, y en términos de porcentaje suponen una desviación del 5% con lo que se había planteado en un principio. Y aunque cualquiera puede entender que es lógico que se recaude menos si a quien le subes los impuestos, al mismo tiempo se le reduce considerablemente el poder adquisitivo y además entra en la rueda de la caída desmesurada del consumo. Así, al final, dependemos todos unos de otros, y lo que supone una bajada en uno de los escalones aplica a todos los demás.

Eso es en cuanto a la recaudación por impuestos y tributos por parte del Estado, pero cabe decir que en realidad algunas de las medidas de ayuda que pensaron tendrían una gran acogida, aquellas pensadas para autónomos y pymes apenas han tenido una buena acogida ya que en realidad no se han agotado ni la mitad de los fondos previstos. Esto se debe a que pese a que son ayudas para fomentar el empleo, pocos son los que en un período de recesión y caída del consumo necesitan de más personal, que además tiene un período de contratación que hay que cumplir, y visto que no hay nada seguro, es un riesgo bastante elevado.

Imagen: Tax Credits

Vía: El Economista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...