Lo que te puedes deducir en Hacienda si eres autónomo desde casa

Las normativas y las distintas sentencias han cambiado algunos gastos que los autónomos sí se pueden deducir cuando trabajan desde su propio domicilio. ¡Te los contamos!

oficina en casa

Con la crisis, son muchos los trabajadores que se han reconvertido en autónomos, y otros tantos los autónomos que han decidido traspasar el lugar de su actividad a su propia casa. De hecho, los gastos en estos casos eran menores porque no tenían el alquiler y los consumos de una oficina extra, pero muchos se encontraron con las trabas de Hacienda para poder recurrir a las deducciones correspondientes. Aunque el criterio de la Agencia Tributaria nunca ha sido demasiado claro, son varias las sentencias de tribunales que favorecen a aquellos que deben apuntar como gastos propios de la actividad los consumos domésticos.

Si te encuentras dentro de este colectivo debes saber que quizás no estés aplicando bien la normativa que los tribunales ya han solicitado a Hacienda que ponga en marcha. Precisamente por lo novedoso del asunto y porque puede convertirse en un ahorro fiscal importante, hoy queremos hablarte de la posibilidad de desgravarte parte de esos gastos explicándote cuál es el criterio correcto que debes aplicar. Así que, sí todavía no has revisado el asunto a fondo, echa un vistazo a lo que contamos a continuación porque puede que complementado con las medidas de ahorro fiscal que te hemos explicado para 2015, tu saldo a cuenta en impuestos se reduzca considerablemente.

A partir del 10 de septiembre

Antes de la sentencia del Tribunal Económico Administrativo Central, Hacienda denegaba en la mayor parte de los casos la posibilidad de desgravarse consumos domésticos si la actividad del autónomo se realizaba desde el propio domicilio. La sentencia considera injusto que el profesional no pueda deducirse parte de un gasto que es necesario para el desarrollo de la actividad. Sin embargo, reconoce que se trata de algo complejo de calcular porque ese consumo es compartido con el de la vivienda. Pero, en lugar de negar un derecho, propone crear una fórmula justa que variará según los casos particulares de los autónomos.

El tribunal acepta que se pueda deducir un gasto proporcional correspondiente a los metros cuadrados que se utilicen para el desarrollo de la actividad, las horas de trabajo y los días efectivamente trabajados durante las jornadas laborales. Aunque el criterio sigue siendo un tanto confuso, está claro que tienes derecho a la deducción. Además, la sentencia obliga a todos los funcionarios de Hacienda a acatarla y, por lo tanto, si te han solicitado una inspección y han obviado esta posibilidad, debes reclamarlo porque obligatoriamente te han de dar la razón.

¿Qué gastos se incluyen dentro de los deducibles?

Dentro del criterio anterior se reconoce como gasto deducible todo aquel que de algún modo esté conectado con la actividad. En ese sentido, el consumo de luz, el de gas para la calefacción, el agua, el teléfono y el propio gas para poder asearse mientras se realiza la actividad son básicos. Pero, ¿cuánto dinero de la factura te podrías deducir sin tener problemas? En realidad, no hay un porcentaje fijado por ley dado lo ambiguo que resulta el criterio. Sin embargo, los expertos fiscales recomiendan que nunca se coloquen cantidades superiores al 50% de la factura para evitarse problemas en inspecciones de la Agencia Tributaria.

El criterio anterior se mantiene en aquellos conceptos que eran ya deducibles antes de la sentencia y, por lo tanto, si eres un autónomo que ejerce su actividad dentro del propio domicilio deberías considerar que el IBI, en caso de propiedad de la vivienda, los gastos relacionados con la Comunidad de Propietarios, así como las tasas de basura pueden considerarse como gastos a tener en cuenta en el cálculo de los beneficios de tu actividad económica. Eso sí, en estos casos, sí que hay un criterio fijo y se deducen en el mismo porcentaje de ocupación de las zonas que se usen para el desarrollo laboral.

Los autónomos siguen estando en una situación de desamparo con respecto a otro tipo de trabajadores. La realidad es que se les mira con lupa y se les recortan derechos que sí tienen trabajadores por cuenta ajena. Lo extraño es que todas las campañas de fomento del autoempleo parecen mostrar una realidad completamente opuesta a la que se encuentran aquellos que se dan de alta en este Régimen de la Seguridad Social. Parece que todo es realmente sencillo y hay un montón de ayudas e incentivos. Cuando se dan de bruces con la realidad, son muchas las personas a las que no les salen las cuentas. La información debería ser más clara y los incentivos reales para que el emprendimiento triunfase en España.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...