Liquidar tus deudas olvidadas es posible con estos trucos

Logra recuperar el orden de tus finanzas con estos pasos

Haz los ajustes necesarios para terminar con tus deudas

Para todo el año pasado fue un año difícil, año en el que nos llenamos de deudas y hasta nos quedamos sin trabajo. Pasar por este proceso fue difícil y a pesar de que poco las personas han regresado a la “normalidad” muchas no han podido salir de deudas.

Endeudarse es algo un poco complicado, es algo que muchas personas no desean pero que han tenido que recurrir en casos de emergencia. Por eso tienes deudas que has dejado en el pasado que en este momento quieres liquidar, aquí vamos a darte varias recomendaciones que van a ayudarte muchísimo a salir de ellas.

Las deudas son un completo dolor de cabeza, a nadie nunca le gusta tenerlas, es por eso que muchas personas desean salir de ellas. Antes que nada, debemos decir que no salgas de una deuda para meterte en otra.

En otras palabras, no le quites prestado a nadie (ni al banco) para pagar lo que debes. Esto se te hará un hueco sin fondo, pensarás que estás en un agujero sin salida.

Liquidar tus deudas con estas recomendaciones es fácil

Pensar constantemente en las deudas hace que las personas sufran de estrés, esto es algo normal, pero tienes que ponerle fin. Las deudas afectan el estado emocional de las personas, por ello te recomendamos que mientras más rápido salgas de ellas mejor.

Para pensar en el futuro es muy necesario hacerlo sin tener que preocuparte por tu aspecto financiero, sin que nada te esté presionando o quitando el sueño. Por eso, es de gran importancia que le digamos adiós a los compromisos financieros que tenemos desde hace tiempo y que nos desgastan física y emocionalmente.

– Despídete de los meses sin intereses

Si caes en ello quiere decir que las deudas se extenderán por varios meses, porque no será solo el crédito que pagarás sino también los intereses del mismo. Esto es realmente un lago sin fondo, es muy complicado para las personas y más cuando lo sumamos a los gastos diarios.

Es mejor que acudas al banco para pagar la totalidad, así liquidarás todas las compras que hiciste.

Ten siempre en mente que las deudas nunca son lo más conveniente. A menos de que sea para adquirir un bien como una casa o un carro. De todas maneras, debes prestar gran atención a este tipo de deudas porque mayormente los intereses son muchos.

– Ponle limite al uso de tus tarjetas de crédito

Las personas cuando tienen dinero en las tarjetas suelen gastar más que cuando lo tienen en físico, esto es algo muy habitual. Es por que, cuando lo tienen en sus manos se dan cuenta del valor que tiene cada billete y piensan en si gastar o no.

Por otro lado, cuando las personas tienen tarjeta de crédito siempre se gastan el límite de las mismas, sin pensar en cómo pagarán después. Si ya tienes una deuda y quieres salir de la misma ¡Olvídate de tu tarjeta de crédito!

Debes tú mismo establecer un límite en tu tarjeta de crédito, saber cuándo y con qué usarla para que el gasto de la misma no se convierta en un hábito para ti. Detente y piensa de manera inteligente cómo usas tu tarjeta para que el monto de dinero que debas no siga creciendo.

Además, si haces esto vas a ver que te sentirás mucho más tranquilo y no sentirás esa presión que normalmente causan las deudas.

– Organiza las deudas que tengas

Lo más recomendable es que las organices en una jerarquía, desde las más urgentes hasta las que sean menos alarmantes. Para esto tienes que considerar el valor de los intereses de cada una. Este gasto puedes conseguirlo en tu estado de cuenta.

Así que, comienza por pagar esas deudas que tengan el valor de interés más alto.

– Reduce tus gastos, al menos un 10%

Aunque esto te parezca difícil, siempre tenemos la opción de reducir gastos. Ten en cuenta que hacer unos justes en ellos van a ayudarte a liberar dinero y centrarlo en pagar una deuda.

Para esto lo que recomendamos es que fijes un presupuesto en el que incluyas los gastos de comida, el alquiler, los servicios u otros. Lo mejor es que ese porcentaje no supere el treinta por ciento de tus gastos por mes. Así, vas a ver que en muy poco tiempo vas a conseguir liquidar tus deudas.

Enfoca tus deudas en una sola pues en caso de que tengas varios compromisos financieros vas a estar dividiendo tu “fuerza financiera”. Lo mejor es que unas todas las deudas en una sola y así tu tasa de interés será mas baja.

Liquidar las deudas no es tan complicado como parece, esto es algo por lo que puede pasar cualquier persona. Lo que debes hacer claramente, es proponerte, enfocarte a salir de ellas y en la medida de lo posible disminuir tus gastos por mes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...