Las ventas del comercio minorista continúan su caída en picado

Aunque nos cuentan que los emprendedores son el futuro, parece que el comercio sigue sin arrancar en España, y el comercio minorista lleva ya 35 meses en caídas

compras

No hay tregua que llegue. Sabemos que la destrucción de empleo en el pequeño comercio es algo que sigue en alza, aunque si se echa un vistazo a las cifras de ganancia de estas empresas las cifras son aún peores. En otras ocasiones hemos comentado lo difícil que resulta el acceso al crédito para este tipo de comercio, y sobre todo en tiempos en los que se anima al autoempleo, cabe conocer la otra cara de la moneda, esa que no es tan bonita como nos la pintan. Y es que las ventas del comercio minorista continúan su caída en picado por el escaso consumo interno que demuestra nuestra economía.

Durante el mes de mayo, los comercios dedicados a la venta al detal, es decir, los que venden al consumidor final han experimentado una caída en sus ventas del 4,5%, a la que si sumamos las subidas consecutivas de impuestos, que la inflación se ha comido buena parte de sus beneficios en gastos comunes, y que han tenido que reducir los márgenes de ganancia, deja a muchos al borde de la bancarrota, algo que se explica aún con mayor evidencia si se tiene en cuenta el histórico de caída de ventas del mundo del pequeño comercio.

Y es que el mes de mayo de 2013 es el último que se tiene en cuenta a la hora de analizar estos datos, ya que junio aún no se ha cerrado, pero si se echa la vista atrás encadenamos ya 35 meses de bajadas consecutivas en las ventas que afectan a prácticamente todos los sectores. Eso supone que desde abril de 2011 no levantan cabeza, lo que hace que las actividades sean ya insostenibles.

Y no parece que la cosa vaya a mejorar en el futuro más cercano. Los impuestos no bajan. El consumo no sube y las trabas siguen existiendo. Con todo ello, aunque muchos intentarán seguir en pie, otros ya no podrán, con lo que se esperan cierres y ceses de actividades en los próximos meses, y probablemente terminaremos el año acumulando bajadas en la demanda y por lo tanto en las ventas. ¿Hasta cuándo podrá sobrevivir el sector? Es difícil saberlo, pero está claro que la ruina sino está en la puerta de la mayoría no tardará mucho en tocar, porque entre lo escaso que está el crédito y lo difícil que supone para el pequeño comerciante expandirse fuera de España, la cosa no pinta nada bien.

Vía: 20 Minutos

Imagen: LarraZun

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...