La reforma laboral es legal según el Tribunal Constitucional

El máximo tribunal señala que la nueva norma de despidos por 33 días es válida y que no va contra la Constitución dejando fuera los discursos que defendían su ilegalidad.

reforma laboral

Sabíamos que esto podía ocurrir. Y probablemente a partir de ahora empecemos a ver unas cuantas sentencias sobre las leyes del actual gobierno siendo aceptadas o rechazadas en los Tribunales. Y la primera de ellas es la Reforma Laboral. En este caso ha sido el Tribunal Constitucional el que se ha pronunciado ante la norma que tanta polémica ha generado y que como ha demostrado a lo largo de los meses que lleva en marcha no ha servido para su cometido inicial de crear empleo, sino todo lo contrario. Gracias a ella el despido es más simple, ha aumentado el nivel de paro y además se han duplicado los EREs de las grandes empresas, como el caso de Coca Cola.

No es la primera de las normas en las que el Tribunal Constitucional entra a valorar la Reforma Laboral ya que son varios los recursos pendientes que se han tratado y que todavía se tratarán en el futuro. Sin embargo, los anteriores habían sido rechazados por defecto de forma. En este caso, el tribunal si ha valorado el contenido de la norma y da por válida la fórmula declarada en la nueva ley en la que se recoge que la indemnización por despido sea de 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades.

Es decir, se da por hecho que no hay nada en dicha norma que no sea acorde a la Constitución y por tanto da por zanjada la crítica de algunos sectores a la eliminación de la anterior norma, mucho más permisiva que contemplaba 45 días por año. También se da el visto bueno a la incompatibilidad entre la indemnización por despido improcedente y la de cobrar los días de salarios de tramitación hasta que se readmite al trabajador. O sea, el trabajador debe elegir si opta por una u otra vía, pero ambas ya no serán posibles. Eso se recoge en la Reforma Laboral y el Tribunal lo avala como bueno.

Está claro que no son buenas noticias para los que veían en la justicia la salida más sencilla a una reforma que ha sido polémica, ha generado confrontaciones y sobre todo que no ha logrado el objetivo para el que se nos dijo que fue creada. Por lo que de momento, seguiremos con ella. Y aunque nos pese, las consecuencias seguirán estando en la calle y afectarán a muchas familias y a economías domésticas que son las que más sufren de la crisis actual del empleo.

Vía: Cinco Días

Imagen: gaelx

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...