¿Por qué deberías invertir tu dinero y no tenerlo almacenado en el banco?

Si no inviertes el dinero y lo dejas en el banco, te enfrentarás a la inflación y a la pérdida progresiva de tu poder adquisitivo. Con una buena inversión, podrás mantenerlo o incluso mejorarlo

Por qué deberías invertir tu dinero

Desde la infancia siempre nos han enseñado a guardar el dinero en la hucha (y después en el banco). Crecimos pensando en que guardar dinero en el banco era la mejor decisión financiera, la cual nos hacía responsables e inteligentes.

Sin embargo, eso no es realmente así. Es mucha mejor opción invertir el dinero y no dejarlo parado en el banco (con excepción de un pequeño colchón). Hoy conocerás las razones por las cuales eso es así.

Razones para invertir el dinero y no acumularlo en el banco sin más

La principal razón para no dejar el dinero en el banco es la inflación, es decir, el aumento de precios. El problema de la inflación es que hace perder poder adquisitivo al dinero, es decir, que podrás comprar menos cosas con lo mismo.

En Europa se ha intentado no tener una inflación demasiado alta, aunque no siempre se pueda. De todos modos, una inflación baja podría destruir tus ahorros igualmente a largo plazo. 

Por ejemplo, un millón de pesetas en 1990 te permitirá comprar más de 27.000 litros de leche o casi 25.000 viajes de metro. También te permitía comprar coches nuevos como el Seat Ibiza de la época, pagándolo al contado.

En cambio, en el año 2021, un millón de pesetas ya no es tanto dinero. Es el equivalente a 6010 euros, un dinero que permite comprar poco más de 17.000 litros de leche (10.000 litros menos que hace 30 años) o menos de 5.500 viajes en metro (casi 5 veces menos viajes que ahora). Con los coches ocurre lo mismo, siendo el modelo más barato el Dacia Sandero por 9000 euros.

En cambio, si se invierte la cosa cambia. Por ejemplo, una persona que haya invertido un millón de pesetas al 4% de media, hubiera pasado a tener más de 3 millones en 2021, en concreto, 19.942 euros. 

Ese dinero se hubiera traducido en más poder adquisitivo, pudiendo comprar casi 57.000 litros de leche (más del doble que en 1990), o 17.805 viajes de metro (menos que en 1990, pero mucho más que sin invertir). En cuanto a los coches, podríamos comprar el Seat Ibiza sin problemas o incluso un Seat León si quisiéramos.

Además, una inversión del 4% no es ninguna locura y ha sido fácilmente alcanzable durante años, incluso en depósitos a plazo fijo durante mucho tiempo. Con una inversión en renta variable en la bolsa de valores y en otras cosas, se hubiera podido ganar aún más dinero, venciendo a la inflación y consiguiendo aumentar el poder adquisitivo a muchos niveles.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...