Las ventajas desconocidas de comprar una vivienda habitual

Comprar vivienda habitual puede seguir siendo una buena idea por algunas razones. Por ejemplo, puedes conseguir crédito barato, tener ventajas fiscales y acabar teniendo una casa barata cuando acabes de pagarla

Ventajas comprar casa

Hace algunos años, siempre se decía que invertir en vivienda habitual era la mejor opción. Sin embargo, esto dejó de decirse después de la crisis del año 2008, donde el discurso cambió y se empezó a hablar de que no era buena idea.

En realidad, es una inversión que sí que puede tener algunas ventajas. Aunque no sea tan rentable como se creía antes de la crisis, sí que hay ciertos beneficios que puedes obtener si compras vivienda en vez de alquilar.

Beneficios de comprar vivienda habitual

La principal ventaja de comprar vivienda habitual es la financiación a bajo interés. Hoy en día los intereses son muy bajos, así que se puede obtener una hipoteca pagando un interés anual realmente bajo, con unas condiciones mucho más ventajosas que la de los préstamos personales. Es más, si eliges una hipoteca a tipo fijo, siempre pagarás lo mismo, independientemente del coste de la vida y de las subidas de precios, algo que da tranquilidad.

En el caso de que quieras vender la casa en el futuro, también hay alguna ventaja interesante. Una de ellas es la exención por reinversión en vivienda habitual, donde si compras una nueva casa con el dinero de la anterior, podrás tener exenciones fiscales de los beneficios. De este modo, podría ser rentable comprar vivienda, reformar, vender más caro y adquirir una más cara.

En estos tiempos que corren, la inflación es una gran preocupación, ya que el dinero podría perder valor rápidamente. Eso sí, la vivienda rara vez baja demasiado, así que comprar vivienda puede servir para proteger el dinero contra la inflación. No solamente podrás vender la vivienda a un precio actualizado a la inflación en unos años, sino que podrás alquilarla actualizando el precio del alquiler al IPC.

Finalmente, la última ventaja tiene que ver con los precios del alquiler. Aunque comprar una casa tenga una serie de gastos asociados como el IBI, los seguros del hogar y los desperfectos, solamente la tendrás que pagar durante un tiempo, hasta que liquides la hipoteca. Esto hará que tengas una casa por bajo coste para la jubilación. En cambio, si vives de alquiler tendrás que pagar toda la vida, pagando el precio de alquiler que estipule el mercado.

Eso sí, hay que tener en cuenta ciertos inconvenientes a la hora de comprar, como los gastos derivados, la falta de diversificación geográfica, la poca liquidez y la dificultad de acceder a algunas hipotecas. De todos modos, es una inversión a tener en cuenta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...