Estos son los conceptos que deberías entender antes de contratar una hipoteca

Hay varios conceptos que deberías conocer antes de firmar la hipoteca. Estos conceptos incluyen las cláusulas abusivas como la cláusula suelo, la diferencia entre interés fijo o variable, evitar las cláusulas de vencimiento anticipado y comparar bien entre las diferentes entidades para pedir la más favorable

Conceptos hipoteca

La hipoteca es una aventura ilusionante para la mayoría. Comprar una casa que por fin será tuya y empezar a construir un hogar es algo que mucha gente quiere. El problema es que las hipotecas son conceptos más complejos de lo que nos gustaría, algo que quizá nos haga perdernos entre tanta letra pequeña y tanta cláusula.

Aunque todos entendemos lo básico, que es tener el suficiente dinero cada mes, convendría entender todos los conceptos de la hipoteca. Eso nos ayudará a escoger la mejor, además de prevenirnos ante cláusulas que la gente suele desconocer. ¿Quieres saber más? Pues no te pierdas esta información sobre los conceptos hipotecarios que deberías saber.

Así podrás escoger la mejor hipoteca

Lo primero que hay que saber es cuánto dinero vamos a necesitar. Por norma general, los bancos te suelen otorgar entre el 80 y el 90% de la compra, así que tendrás que preparar una entrada. Eso sí, algunos bancos ofrecen una financiación para la entrada, la cual se suele hacer con un préstamo. Es importante revisar las condiciones de ese préstamo a fondo, para evitar intereses abusivos.

Por otro lado, ten en cuenta que la hipoteca tiene más gastos de lo que es la compra del piso. Hay que contar las comisiones, lo que nos cobra la gestoría y la notaría y también los impuestos de la vivienda. De este modo, tendrás que pedir más dinero del precio de la compra original descontando la entrada que aportes.

Compara entre diferentes bancos para conseguir a la más ventajosa

Los bancos suelen ofrecer varias hipotecas con diferentes condiciones. Lo bueno es que no nos ata ninguno, así que podemos comparar las diferentes entidades para saber cuál nos da las mejores condiciones.

Antes eso había que hacerlo manualmente, anotando las condiciones de cada banco y haciendo los cálculos. Por suerte, ahora hay comparadores de hipotecas que lo hacen totalmente online y pulsando un botón. 

De todos modos, convendría solicitar información detallada de cada una, ya que hay algunas cláusulas que veremos después que quizá no nos interese. Cuando escojamos la que queremos, lo mejor es solicitar una oferta vinculante, la cual te suele dar 14 días naturales para comprobar bien que todo está bien.

Los intereses

Las hipotecas tienen un interés, el cual es anual. Por norma general, se pueden contratar a tipo fijo o variable, cuya diferencia es que en el fijo siempre pagarás lo mismo y en el variable dependes del euríbor. El variable siempre suele ser más bajo que el fijo, pero lo es en el momento de la compra. De este modo, si el euríbor sube, acabarás pagando más interés.

La opción a elegir depende de cada caso y de cómo esté la economía en general. Por ejemplo, ahora se espera que los tipos suban a largo plazo, así que el tipo fijo podría ser mejor opción. Sin embargo, para una hipoteca que pagues en pocos años, suele ser mejor el interés variable.

Cláusulas financieras que no debes aceptar

En el pasado, hubo muchos problemas con las hipotecas por muchas cláusulas, algunas de ellas declaradas ilegales. Para evitar problemas, lo mejor es leer y no aceptar las que son abusivas. Por ejemplo, no aceptes cláusulas que te den redondeos de intereses por encima de 1/8, tipos de referencia que no sean objetivos o intereses de usura o abusivos. Por norma general, no se debería aceptar un interés de demora que fuera 3 veces o más el interés leal.

Las cláusulas suelo y techo también trajeron mucha polémica, pero ahora no deberían estar incluidas salvo que tú lo consientas. Si lo haces, el límite de variación máxima al alza no debe ser mayor al de variabilidad a la b aja.

Por otro lado, evita las cláusulas de vencimiento anticipado, las cuales son las que provocan que te puedan quitar la casa dejando de pagar una o dos cuotas. Estas cláusulas son abusivas, ya que también permitían ejecutar la hipoteca si vendías el inmueble o si el valor bajada. La tasación también debe ajustarse a los requisitos legales.

Finalmente, hay otra cláusula que habla de la ejecución extrajudicial. Lo importante es evitar la cláusula que obliga al deudor a pagar al abogado del banco en caso de ejecución.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...