¿Hay que declarar el paro en la Declaración de la Renta?

Hoy volvemos a hablar de nuevo de la Renta, y lo hacemos preguntándonos si hay que declarar el paro en la Declaración de la Renta e intentando responder a las dudas individuales

CAMPAÑA RENTA

Con la actual campaña de la Declaración de la Renta surgen muchas dudas, y aunque ya hemos hablado de algunas de las más importantes en nuestro blog, a continuación vamos a intentar poner en claro una problemática que tienen muchos trabajadores a día de hoy, porque cabe recordar que si eres autónomo no entras en esta normativa. Y es que tal y como está el mercado laboral, de seguro que muchos habéis cobrado el paro este 2012, y no sabéis que hacer con él en la declaración. Así que si es tu caso, atento porque te contamos a continuación lo que dice la actual normativa.

¿Hay que declarar el paro en la Declaración de la Renta?

Pues no hay una respuesta unánime; todo depende de tu situación concreta. Así que a continuación te explicamos con un ejemplo si tienes que declarar el paro y tributar por él, o si por el contrario puedes evitar presentarlo en la declaración o incluso si estás exento de hacer la Declaración de la Renta.

Caso 1: Un trabajador trabaja seis meses con contrato y otros seis meses disfruta del subsidio por desempleo. Supongamos (erroneamente porque el paro es siempre menor a la nómina) que tanto por el trabajo como por el paro se cobran 1000 euros. Hablamos de 12.000 euros anuales. En este caso corresponde hacer la declaración, porque se han cobrado más de 1500 euros de un segundo pagador (en este caso el Estado, ya que el primero es la empresa)

Caso 2: Un trabajador trabaja once meses con contrato y solo un mes disfruta del subsidio por desempleo. Supongamos (erroneamente porque el paro es siempre menor a la nómina) que tanto por el trabajo como por el paro se cobran 1000 euros. Hablamos de 12.000 euros anuales. En este caso, como la cantidad percibida por un segundo pagador es inferior a los 1500 euros que marca la ley no se declarará el paro en la Declaración de la Renta.

Caso 3: Un ciudadano no ha trabajado en 2012 pero si ha percibido subsidio de desempleo. Si la cuantía anual no supera los 22.000 euros, queda exento de declararlos en la Declaración de la Renta.

Caso 4: Un ex-trabajador en paro decide montar su propia empresa como autónomo o abrir su propia actividad profesional y se decanta por el cobro de la prestación por desempleo en una sola cuota. Si se ha solicitado a partir del 1 de enero de 2013, se queda exento de declarar IRPF por este concepto.

Imagen: anieto2k

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...