Google apenas paga impuestos ¿cómo lo consigue?

Google

Probablemente como consumidores nos surja la duda de entender cómo funcionan las grandes multinaciones que logran pagar una mísera parte de impuestos por el dinero que ingresan sin cometer ningún tipo de fraude; es decir, haciéndolo todo legal. Precisamente de ese tema hablamos hoy en nuestro blog con el caso concreto de Google, que hace días salió en prácticamente todos los diarios económicos por el interés que despierta en tiempos en los que la impresión general es que los impuestos los pagan los que no deben y que el fraude está penado con multas que exceden en el caso de las clases medias la evasión en sí misma con muchas creces.

Google apenas paga impuestos ¿cómo lo consigue?

Aunque los datos que te vamos a explicar a base de ejemplos a continuación son exclusivos de Google, lo cierto es que la misma fórmula utilizando otras sedes y otros paraísos fiscales es la que siguen la mayoría de las grandes corporaciones multinacionales consiguiendo reducir la factura con el fisco a niveles que para el resto de los mortales nos parecen casi una burla, pero que en la práctica son prácticas totalmente legales.

La fórmula de Google

Lo que hace Google es lo siguiente. La empresa Google madre tiene su sede central, en la que están recogidos sus derechos de gestión y venta de anuncios. Sin embargo, en lugar de explotarlos como empresa Google madre, se los vende a otra empresa que es en realidad ella misma, llamadas pongamos Google B. Esta Google B que será la que se haga con los beneficios está en realidad en Bermudas, un paraíso fiscal en el que apenas se pagan impuestos. Pero aquí no acaba el lío, porque esa empresa de Bermudas para poder operar bien el producto, vende esos derechos que le había vendido Google madre antes a otra empresa, en este caso de la misma Google pero con sede en Irlanda, a Google I. Así Google I ingresa a Google B una serie de dinero que para ella son gastos para poder vender la publicidad en Europa.

Google I debería pagar en Irlanda el 12,5% de sus beneficios, cosa que hace a medias, porque aunque recaude la friolera de más de 800 millones de euros, de ellos hay que restar los gastos, entre los que se encuentran los derechos de gestión que la empresa Google B le solicitó en su momento, y por los cuales Google madre no pagará nada porque en Barbados la cuota de sociedades es igual a cero. O sea, que en este caso Google pagaría solo un 12,5% de los beneficios, que si se equiparán gastos e ingresos es un cero redondo de impuestos en Irlanda, más otro cero redondo en Barbados, y por consecuente casi un cero en EE.UU. ¿Rentable, no?

Vía: El Economista

Imagen: jf1234

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...