Evitar que te arruine una herencia con las herencias a beneficio de inventario

Son cada vez más los ciudadanos que renuncian a las herencias. Hay una fórmula para evitar que ésta nos arruine, es lo que se conoce como beneficio de inventario.

testamento

Hemos visto como el incremento de las renuncias de herencias llena las páginas de los diarios. La crisis, y los altos impuestos que se deben pagar por transmisiones, unidos a la falta de demanda para la compra de inmuebles hacen que muchos ciudadanos simplemente prefieran renunciar a una herencia que asumir su carga. De hecho, no es la primera vez que algunos ciudadanos han contado sus historias en diversos magazines de cómo aceptar una herencia fue la ruina de sus vidas. Desde A Fin de Mes queremos evitar que a cualquiera de nuestros lectores le pase eso, pero también que renuncien tontamente a una herencia que les pertenece. ¿Y cómo se hace eso? Pues mediante la figura conocida como herencia a beneficio de inventario.

Aunque a continuación te hablamos en profundidad del término, lo cierto es que la herencia a beneficio de inventario implica que aceptarás esa herencia y responderás solo por las deudas o obligaciones que cubra el patrimonio de ésta. Es decir, en ningún caso tendrás que utilizar tu patrimonio propio para poder cubrir los gastos que se originen o aquellos que ya estaban en proceso por esos bienes. ¿Suena como la solución final antes de la renuncia, verdad? Pues a continuación te lo contamos todo sobre ellas.

Cómo funciona la herencia a beneficio de inventario

El hecho de que apenas se utilice esta fórmula no lo es tanto porque sea más compleja que la herencia habitual, sino por el desconocimiento que existe entre la ciudadanía de su existencia. Precisamente por ello es importante darla a conocer, ya que podría ser la solución de muchas familias. Eso sí, parece que el uso ha ido en aumento en los últimos tiempos, ya que las renuncias a la herencia van en aumento. En total se han registrado un 75% más de este tipo de acciones en 2014 de los que se solicitaron en 2011. Hablamos de unas 33.000 herencias cuyos herederos no han querido asumir.

Para poder solicitar una herencia a beneficio de inventario, lo primero que hay que hacer es asumir esta vía como la deseada. Para ello, se debe registrar un documento, bien por la vía notarial, bien por la vía judicial en el que el interesado manifieste querer acogerse a esta vía. Hay unos plazos que deben cumplirse, y que son requisito para que el proceso prospere. Estos son de 10 días desde que conoce que es heredero en caso de residir en el mismo lugar, y de hasta 30 días si se tiene la residencia en otro lugar distinto.

Una vez hecho ese trámite hay que pasar a realizar el inventario de los bienes que componen esa herencia. Antes, hay que citar a los demás herederos y a los acreedores para que den fe del acto y para informarles de que se va a hacer una herencia a beneficio de inventario. El proceso de inventario hay que comenzarlo en un plazo máximo de 30 días después de lo anterior, y debe finalizarse en un plazo máximo de 60 días. Los plazos son muy relevantes para que finalmente se pueda obtener la herencia sin asumir pérdidas por parte del patrimonio propio, ya que si se incumplen se podría directamente anular el proceso.

De todos modos, cabe añadir que el derecho a la herencia mediante beneficio de inventario está recogido en las leyes, y dicho derecho solo se puede perder en dos casos. El primero de ellos se refiere a una negligencia o a una obstrucción a la hora de llevar a cabo el inventario de dicha herencia. El segundo de ellos cuando a sabiendas, no incluye dentro de la lista de bienes algún bien concreto que se sabe pertenece a la herencia pero que de forma arbitraria quiere dejarlo fuera de ella. Salvo esas dos condiciones y teniendo en cuenta los plazos, los ciudadanos no tendrían porque renunciar a las herencias en España, por muy mal que fuesen las cosas.

En todo caso, cabe señalar que debido precisamente a que es un proceso mucho más complejo, conviene recurrir a él cuando se sabe, o al menos se tiene la duda de que habrá deudas en dicha herencia, o cuando la situación es tan asfixiante que impediría poder asumir el coste de recibir dichos bienes. ¿Conocías ya la figura de la herencia en beneficio de inventario? ¿Crees que si muchos ciudadanos de los que rechazaron herencias la conocieran harían lo que hicieron en su momento?

Imagen: P K

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...