Estos son los rasgos típicos de una persona emprendedora

Los emprendedores son personas que comparten algunos rasgos en común, como la tenacidad, la capacidad de mantener el equilibrio y el orden, las habilidades de venta y la frugalidad

Rasgos típicos emprendedor

En esta vida, hay personas que prefieren la seguridad de un empleo fijo y otras que prefieren ser emprendedoras. Eso sí, no todo el mundo está hecho para ser empresario.

Esto es porque la mayoría de emprendedores comparten unos rasgos típicos. En el caso de que los tengas, es probable que estés hecho para emprender. Si no los posees, quizá prefieras la estabilidad de un empleo y seas más feliz así, algo que no tiene nada de malo. Además, hay algunas excepciones, es decir, emprendedores exitosos sin estos rasgos.

Rasgos típicos del emprendedor

En primer lugar, los emprendedores suelen ser buenos vendedores, es decir, que son capaces de transmitir su idea mejor que nadie. Esto requiere de mucha confianza en uno mismo para creer en el proyecto y de una habilidad comunicativa alta.

Eso sí, también suelen ser personas honestas, ya que la falta de honestidad se acaba pagando en forma de reputación. Eso sí, también son bastante optimistas.

Aunque la sociedad vea al emprendedor como alguien que está sentado sin hacer nada, realmente esto es falso. Un emprendedor necesita disciplina y orden, además de ciertas habilidades contables. Eso sí, también es importante el equilibrio y saber poner límites, es decir, saber conciliar la vida personal y la vida laboral.

Esto se hace porque la buena salud mental y física es fundamental para llevar un negocio adelante, pues perder una de ellas te hará caer en una espiral negativa que te haga perder todo lo demás.

Otra de las visiones estereotipadas de un dueño de negocio es que lleva una vida desenfrenada en yates y rodeado de lujos, pero eso no del todo cierto. Aunque el emprendedor pueda gastar dinero una vez lo haya ganado, seguramente haya vivido una vida muy frugal y libre de gastos hasta el momento. 

Esto es porque los negocios al principio dan poco dinero, así que hay que reducir el gasto al máximo para seguir progresando. Además, hay que ahorrar para los meses malos, por lo tanto, hay que ser frugal.

Eso sí, seguramente la cualidad más importante del emprendedor es la tenacidad y la motivación. Eso significa no dejar tareas para el final, saber cumplir todos los plazos con el cliente y en definitiva, ser el mejor profesional. Por ejemplo, en vez de entregar el trabajo en la fecha límite, puede que lo entregue unos días antes, algo que genera confianza y más dinero a la larga.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...