El gasto del Estado se dispara por las nuevas jubilaciones

El gasto público crece de nuevo por la subida del número de pensionistas y sobre todo porque al no haber más activos no se pueden equiparar las cifras

La economía española está casi como la de los ahorradores españoles; llega fin de mes y no le salen las cuentas. Y es que no es para menos. Entre la deuda que tenemos que pagar por el rescate bancario, la que ya teníamos acumulada y la falta de ingresos, hay más salidas que entradas y cualquier imprevisto descoloca de nuevo la balanza. Y aunque hay imprevistos que puedes eliminar de un plumazo, es verdad que hay otros que no, sobre todo si afectan a las personas. Y en este caso lo hacen directamente a los pensionistas, que este año han aumentado un 0,5%, dejando al Estado otra vez sin saber muy bien que hacer.

Bueno en realidad, de momento España tiene la suerte de contar con el fondo de pensiones, en el cual en nuestras mejores épocas hemos dejado un dinero que serviría para cuando viniesen las vacas flacas poder ir tirando para que las pensiones no se viesen en ningún caso afectadas. Y de momento, eso es lo que salva al que actualmente tiene concedida por jubilación una pensión del Estado, porque sino fuese por ello hace tiempo que tendríamos que haber solicitado un rescate.

Lo más malo del asunto no es lo que te acabo de contar, que es información que muchos ya conocíais sino el hecho de que cada vez hay más desempleados, y por cada español que se suma a las listas del paro, el Estado no solo debe pagar en caso de que tenga derecho a algún tipo de prestación por desempleo o de ayuda familiar, sino que también deja de ingresar el dinero correspondiente por la Seguridad Social del trabajador, que recordemos que en España se va directo a la caja con la que se pagan las pensiones.

O sea, que si es que no se consigue poner de manifiesto que el empleo es la base para que lo que ingresa el Estado aumente, y por tanto se hace una clara apuesta en ese sentido, en el de hacer crecer la ocupación, las cuentas nos van a seguir sin dar, por mucho que se aumenten los impuestos o que se siga recortando. Lo importante es que dejemos de tener más de cinco millones de parados, que además de estar desolados sin saber que hacer, dejan de recibir dinero por su empleo y de contribuir al sistema del Estado. ¿Será qué es tan difícil de entender esto para los economistas?

Vía: 20 Minutos

Imagen: ANSESGOB

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...