El Estado español suspende en lucha contra la pobreza

Son pocos los españoles que confian en el Estado para resolver sus problemas más básicos, y la mayoría cree que no hace nada o muy poco para combatir la pobreza

pobreza

No es la primera vez que en España se habla del índice de pobreza, y cómo a causa de la crisis y de las medidas que se han ido tomando, junto con complicaciones como la decisión de no avalar la dacción en pago y los deshaucios que se han venido acumulando el número de la población pobre o en riesgo de serlo ha crecido de forma disparatada. Tanto que ya se nos ha advertido desde varios organismos internacionales del problema, así como de las desigualdades que se están generando en España, que se ha convertido ya en el Estado miembro más desigual de la UE.

Sin embargo, en este caso parece que los españoles una vez más ven al Estado más como una fuente de problemas que de soluciones, y han evaluado a gobierno central como uno de los peores organismos que luchan contra la pobreza, cuando por ley, se supone que el propio Estado debe garantizar el bienestar del ciudadano. Pero el informe es mucho más completo y habla de notas en sectores específicos, así como califica a aquellas otras organizaciones que si desempeñan una buena labor social para combatir la pobreza y los problemas de desnutrición por no tener dinero para comprar la comida que están sufriendo muchos ciudadanos.

Por un lado tenemos que en realidad el gobierno suspende con una nota bastante baja. Nos referimos a un 3,2 sobre 10 al Estado central, y a un 3,9 a los ayuntamientos. Pero esa mejor nota cae en picado si quien responde son los mayores de 65 años, los beneficiarios de buena parte de los servicios sociales que se otorgan desde los entes locales. Para ellos, lo están haciendo muy mal, y los puntúan con un pésimo 3,5/10, que aún así es mejor que el obtenido por Madrid, sobre todo tras haberse cebado en recortes de servicios y derechos que las familias de una u otra manera están viviendo en sus carnes.

Al analizar la respuesta de quién, si el Estado no hace nada, es el que se ocupa de hacer que la situación no se desborde más aún, podemos sacar muchas conclusiones, ya que los españoles pensamos que son familia, amigos, bancos de alimentos y ONGs las que se están encargando de que los más necesitados puedan seguir vivos, porque hablamos de necesidades de supervivencia básica. Pero las respuestas están por orden de importancia, con lo que para nosotros, el círculo más cercano es el primero al que acudimos en casos de gravedad económica.

Vía: El País

Imagen: xornalcerto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...