Depósitos menos rentables tras la bajada de tipos del BCE

La bajada de tipos del BCE va a influir considerablemente en las economías domésticas. Lo más probable es que las ofertas por encima del 1% de remuneración desaparezcan.

rentabilidad depositos

Aunque la mayoría de los ciudadanos nos mantenemos al margen de las decisiones que se toman en la macroeconomía, muchas de ellas afectan más de lo que muchos esperarían sobre las finanzas personales. Lógicamente, los que llevan inversiones y temas de bolsa, prestan mucha más atención a los cambios de rumbo en política económica, pero cuando nos referimos a productos financieros más tradicionales, no siempre tienen en ellos una gran relevancia. Sin embargo, tras la rueda de prensa de esta semana del presidente del BCE, es más que probable que en los próximos días empecemos a ver los cambios que esas políticas suponen en nuestro futuro. Y no creo que os gusten mucho si tenéis depósitos o si prevéis contratar uno en breve. Todo indica que los depósitos serán menos rentables tras la bajada de tipos del BCE.

La guerra de depósitos ha muerto

En el particular caso español, lo cierto es que muchos recordaréis la particular guerra de depósitos que vivimos no hace tanto, una guerra que acabó por dilapidarse con el decreto que penalizaba a los bancos que ofreciesen a sus clientes productos demasiado rentables. A partir de ahí, solo unos pocos atrevidos optaron por mantenerse en unas cuotas prudenciales que con un mercado de intereses a la baja seguían siendo atractivas para los clientes. Pero a partir de ahí, casi todas las modificaciones, incluso aquellas de las entidades que mejor tratan al cliente particular, han ido descendiendo. De hecho, podíamos decir que en la actualidad, todo depósito que ofreciese un 1% o algo más, era ya positivo.

Barrera del 1% durará poco

Sin embargo, si analizamos las medidas tomadas ayer por el BCE, podemos encontrarnos con que la cosa no es tan positiva. De hecho, Draghi marcó un récord histórico al proponer que el interés del préstamo de dinero a los bancos se quedaría en un 0,15%; es decir, en el mínimo histórico jamás anunciado. Añadió además que los depósitos en la central de las entidades serían a pagar. Es decir, el banco que deposite su capital disponible en el BCE tendrá que pagar por él un 0,10%. La idea es que fluya el crédito y que se promueva la economía con préstamos a tipos bajos.

Pero claro, si a los bancos les prestan el dinero a un interés tan bajo ¿les compensa a ellos pagar a los clientes particulares en sus depósitos? Pues en principio no. Claro que esto no significa que vayamos a ver cómo desaparecen de los bancos los depósitos, ni mucho menos. Lo que sí veremos es como claramente reducen rentabilidad. Si antes todo lo que pasase del 1% era una barrera interesante, la mayoría de bancos optarán por bajarlo bastante más.

¿Qué podemos hacer?

Pues al consumidor final poco le queda por hacer. Las actuales ofertas deben mantenerlas según contrato, pero las futuras serán mucho menos rentables. Como siempre, la mejor opción es revisar el mercado actual y acogerse a la entidad que más nos pague, olvidando lo de la fidelidad a un banco, porque a ellos no parece importarles demasiado este concepto cuando se saltan las normas siempre que pueden para exprimirnos al máximo.

En todo caso, si analizamos la rentabilidad de un depósito al 1% o por debajo de esa cifra, y la comparamos con la actual tasa de inflación, que por cierto está en un nivel histórico del 0,2%, nos encontramos que pese a ser una pírrica remuneración, resulta realmente aún aceptable como rentabilidad. Está claro que no son aquellos intereses que se nos pagaban antaño, pero también está claro que las cosas no han subido, y no parece que lo estén haciendo. Así, aunque nos pagan poco, nuestro dinero sigue recuperando el poder adquisitivo por el paso del tiempo.

Está claro que la rentabilidad de los depósitos depende en muchos casos de las condiciones de las entidades, y aunque algunas se arriesgan con productos más complejos de lo habitual o con vinculación de servicios, tal y como pinta el panorama económico actual no parece que se vaya a producir otra cosa que una bajada de la remuneración de los depósitos. En caso de que fueras a contratar uno, mejor hazlo cuanto antes, y en este caso, en caso de serte posible contrata uno que te garantice el interés más alto de estos días durante un tiempo. Si ibas a esperar, porque no tienes el capital, o porque no estás seguro, lo mejor es ir haciéndose a la idea que en estos tiempos de crisis y cambios económicos están cambiando muchas cosas, y la mayoría para mal. Y parece que ahora hay que incluir la baja remuneración de los depósitos en todo ello.

Imagen: iredes

Vía: El Economista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...