Depósitos con intereses anticipados ¿qué son y cómo funcionan?

La crisis y la falta de liquidez de las economías domésticas hace que sea necesaria una nueva oferta bancaria que permita a las familias elegir cuando reciben la rentabilidad de sus ahorros

Banca Transilvania

Actualmente, el gran problema de las economías domésticas es la falta de liquidez por la caída de sus ingresos y la subida de los gastos, no solo moderada por la devaluación encubierta que ha supuesto el tema de desvincular el IPC, sino también por el aumento de los recortes, de los copagos y de los impuestos a los que hay que hacer frente. Así que las entidades bancarias parecen estar cambiando sus productos para adaptarse a este tipo de necesidades, y uno de los que más está llamando la atención es el conocido como depósito con intereses anticipados, del cual te hablamos a continuación.

Depósitos con intereses anticipados ¿qué son y cómo funcionan?

Al menos hasta la fecha, lo habitual a la hora de contratar un depósito lo más común era en realidad que el banco nos ofreciese un tipo de interés, mucho más alto que los de ahora, y que esos intereses que se generasen por nuestro dinero, se nos ingresasen o estuviesen a nuestra disposición una vez terminase el tiempo de contratación. Luego aparecieron los intereses mes a mes, en los que las entidades nos abonaban de forma mensual el rendimiento del capital que teníamos en el producto de ahorro. Y ahora la moda es la de los depósitos con intereses anticipados.

Tal y como describe la propia palabra, en realidad los depósitos con intereses anticipados permiten al cliente obtener una vez firma los documentos del producto bancario un dinero por adelantado que le puede sacar de un apuro. Y si bien es cierto que para grandes ahorradores y en plazos un tanto largos, la opción puede resultar bastante interesante, en el caso del que tiene unos cuantos euros, y al menos con los intereses que se están pagando, la solución no parece ser ni por asomo lo que resuelva el problema de las economías domésticas.

Sin embargo, si lo que se pretende es hacer una pequeña inversión, o salir de un bache y se dispone de capital que se sabe no se va a necesitar en su totalidad, si que es verdad que se puede apostar a estos nuevos productos, que bien podríamos destacar como un roto para un descosido. No es que tenga nada en contra de ellos, porque me parece bien que la oferta actual contemple los depósitos con intereses anticipados, pero por lo general los plazos a los que se ofrecen y los míseros intereses que se pagan, no compensan.

Imagen:  quinet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...