Depósitos a plazo fijo: cómo funcionan y por qué tienen tanto éxito

Los depósitos a plazo fijo son uno de los productos más demandados en España, pese a la caída de su rentabilidad. Te contamos cómo funcionan al detalle.

Saving plan with Gold Piggy bank

Aunque en más de una ocasión os he comentado que actualmente no valen la pena, y pese a tratarse de uno de los productos más demandados en los bancos españoles, como hace poco os hablé de los depósitos estructurados y su funcionamiento, no me parecía correcto dejar nuestro blog A Fin de Mes sin una clara referencia a cómo funciona uno de los servicios que más se contratan en España. Por eso, en el artículo de hoy, quiero explicar cómo funcionan los depósitos a plazo fijo, y también el éxito que suman.

Dentro de las inversiones actuales, los depósitos a plazo fijo siguen siendo, junto con las cuentas remuneradas la fórmula más sencilla de obtener algún rendimiento sin arriesgar nada. Hay que tener en cuenta que la etiqueta que advierte del riesgo y que actualmente deben mostrar todas las entidades los califica como un 1. Esta va del 1 al 5, siendo siempre el número más bajo el que menor riesgo comporta. En la práctica, nadie podría perder ese dinero porque, en caso de quiebra del banco -el único supuesto posible- intervendría el Fondo de Garantía de Depósitos y Cuentas cubriendo la cantidad por persona de 100.000 euros.

Pese a que desde A Fin de Mes procuramos lanzar contenido útil para aquellos usuarios que quieren apostar por mejorar la rentabilidad de su dinero, es cierto que no todo el mundo debería arriesgarse más allá de los depósitos a plazo fijo. A diferencia de los productos más rentables, en estos casos el riesgo es nulo si el dinero que se deposita queda por debajo de la garantía que hemos detallado anteriormente. Sin embargo, a cambio, el consumidor debe renunciar a una potencial rentabilidad asociada a mayor riesgo.

Las ventajas de los depósitos a plazo fijo

No es una casualidad que los depósitos a plazo fijo sean un producto muy reclamado por los españoles, incluso ahora, cuando los intereses son realmente bajos. Además del riesgo cero del que te hemos estado hablando ahora, la principal ventaja de esta inversión está centrada en el control de las ganancias. De hecho, todos los bancos deben especificar la remuneración de los depósitos a plazo fijo en TAE. En A Fin de Mes ya te hemos hablado de lo que es la TAE y por qué es importante conocerlo. De esa manera, cuando los contratas, puedes echar cuentas y saber exactamente cuándo dinero tendrás al final del período.

Las desventajas de los depósitos a plazo fijo

La principal desventaja de los depósitos a plazo fijo está en la necesidad de mantener el dinero durante el tiempo que dura la inversión. De hecho, si se retira antes de que venza, se puede aplicar una reducción de los intereses, así como una tasa por la cancelación anticipada. Con lo bajos que son los rendimientos actualmente, lo más probable es que no ganes nada e, incluso, aunque parezca increíble, que acabes perdiendo dinero. Por esa razón, y por lo que te explico en el siguiente párrafo, aunque sean muy seguros, hay que analizar bien las condiciones al contratarlos.

¡Cuidado con la inflación!

Es cierto que visto el panorama actual, cualquiera puede pensar que es mejor tener un depósito a plazo fijo que no tener nada. Sin embargo, hay que calcular esas ganancias teniendo en cuenta la inflación. Si esta crece por encima del rendimiento del dinero, aunque sea una inversión, no se le puede haber considerado positiva. Y tú dirás, menos es cero que es lo que me ofrecen en la cuenta del banco. Es cierto, pero hay algo que no has tenido en cuenta, mientras que en el depósito a plazo fijo estás obligado a mantener ahí tu dinero, en la cuenta corriente tienes liquidez. Contratar o no dependerá de la rentabilidad calculada y también de la necesidad del capital que vayas a tener.

Particularmente te recomiendo, antes de contratar un depósito a plazo fijo, que le eches un vistazo al actual catálogo de cuentas remuneradas. Algunas entidades ofrecen mejores rentabilidades a los nuevos clientes, y aunque eso no dure más allá de 1-2 años, siempre tendrás la liquidez que un depósito no te ofrece y podrás cambiarte de banco una vez finalice dicho período.

Foto: © kwanchaidp

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...