¿Cuáles son los gastos que se puede deducir un autónomo?

Hoy hablamos de los emprendedores y de los gastos que se pueden deducir de sus facturas para conseguir equiparar los gastos fiscales que tienen por su actividad

autonomos

Se está hablando tanto y tanto del mundo emprendedor en estos días que de seguro más de uno de nuestros lectores se habrá planteado la posibilidad de cara a buscarse su propio empleo creando un puesto de trabajo suyo. Sin embargo, la información que existe acerca del mundo autónomo no es tanta como el bombo y platillo con el que se anuncian nuevas generaciones de emprendedores por las ayudas que se plantean en municipios y provincias. Por eso hoy en nuestro blog nos decidimos a tocar otra vez este tema y a hacerlo en el sentido más puramente fiscal preguntándonos ¿Cuáles son los gastos que se puede deducir un autónomo?

¿Cuáles son los gastos que se puede deducir un autónomo?

  • El local u oficina: todos los gastos relacionados con el local de trabajo pueden deducirse bien mediante IRPF, bien mediante IVA o incluso en ambos impuestos dependiendo del caso. En este apartado se incluye: alquiler, reformas, mantenimiento, suministros, teléfono, Internet y gastos asociados a la hipoteca o el seguro de dicho local.
  • Vehículos: aquí hay que prestar atención, porque solo los autónomos de transporte de viajeros, mercancías, autoescuelas o comerciales pueden deducirse la totalidad de estos gastos. El resto, tendrán que hacerlo al 50% presentando las correspondientes facturas de mantenimiento, combustible, seguros…
  • Viajes: los viajes realizados por la actividad desarrollada para el negocio. Se incluye tanto el transporte como los gastos de alojamiento. Aunque normalmente Hacienda no justifica los que se realizan en fin de semana por entender que se trata de gastos personales, con lo que hay que tener cuidado con eso.
  • Tributos: los impuestos asociados a la actividad se pueden deducir en la totalidad.
  • IVA: las facturas presentadas debidamente como gastos del autónomo para su actividad profesional se pueden deducir por completo a excepción del transporte que ya hemos comentado en el apartado anterior.
  • Personal: el autónomo se puede deducir tanto sueldos y salarios de la plantilla en caso de tenerla, como de terceros que presten servicios a su cuenta, o de contratos de otros profesionales autónomos que en un determinado momento trabajen con él.
  • Consumos del negocio: tanto si es una oficina, como un local comercial o la propia vivienda, todos los gastos asociados a la actividad como luz, gas, teléfono y otros gastos comunes se pueden deducir de la cuenta del IRPF y su IVA correspondiente. En caso de ser una vivienda solo se tendrá en cuenta la parte proporcional dedicada a la explotación de la actividad.

Imagen: xornalcerto

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...