Contrato único: 5 claves para entenderlo de una vez

Del contrato único se ha hablado muy a menudo, pero no todo el mundo sabe qué es. Hoy en A Fin de Mes te mostramos las claves para entenderlo.

creacion empleo

Todo el mundo está hablando del contrato único. Pero realmente, cuando hablan, no explican con claridad qué es lo que quieren hacer. Ya bastante lío tienen los ciudadanos de a pie con el actual sistema de contratos como para ponerse a averiguar qué es lo que quieren decir los políticos. Hoy, en A Fin de Mes, nos ponemos manos a la obra para mostrarte las claves de lo que puede ser una propuesta electoral que esté a la vuelta de la esquina. ¿Quieres resolver tus dudas sobre este contrato? ¡Pues no te pierdas lo que viene a continuación!

En realidad, el contrato único en sí mismo no es algo malo, como han querido poner sobre la mesa algunos. Pero tampoco es algo bueno de por sí. Su finalidad es equiparar a trabajadores temporales con los fijos, algo muy necesario en España y sobre lo que ya se ha pronunciado el Tribunal Europeo. Todo depende de cómo se lleve a la práctica este supuesto contrato único, y como nadie se explica, todavía no podemos saber cómo será en el caso español.

Las claves para entender el contrato único

  1. El fin de los contratos temporales: tener un único contrato implicaría olvidarse de las diferencias notables que existen actualmente entre los contratos temporales y los contratos indefinidos. Eso significaría que todos los trabajadores son iguales ante la ley, algo que a la vista de la lógica parece razonable. Más aún si tenemos en cuenta que la mayor parte de los contratos que se firman en España son temporales.
  2. Indemnizaciones más bajas: cambiar los contratos al tipo único implicaría hacer modificaciones en las indemnizaciones por despido. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en ningún sitio está escrito que haya que bajarlas, ni tampoco subirlas. Lo lógico, si de verdad se quiere mejorar el sistema laboral español sería encontrar un punto medio que incentive además a los empresarios a olvidarse de los contratos temporales en los que se abona menos dinero si hay un despido.
  3. ¿Menor o mayor precariedad?: los detractores del contrato único tienen claro que genera más precariedad. Lo cierto es que eso es algo que ellos dicen sin referencia alguna. En Austria, la precariedad laboral es muy inferior a la que ofrece el actual sistema español. En ese sentido, lo que quiero decir es que todo dependerá de cómo se lleve a la práctica el contrato único. Pero, a efectos prácticos, ¿cuántos trabajadores con contrato temporal lo cambiarían por uno con estas características con indemnizaciones crecientes? Creo que ni uno solo de ellos dejaría de firmar.
  4. Tratamiento a los trabajadores: otra de las cuestiones que preocupa con el contrato único son los derechos de los trabajadores. En realidad, en ningún caso se pone en entredicho los derechos ya obtenidos, sino más bien, los de aquellos trabajadores que se quedan fuera del sistema indefinido, que son además la mayoría. Yo no creo que algo que lucha por las mayorías pueda en realidad ser peor que el panorama actual que tenemos. Aunque tal y como se hacen las cosas en España, todo podría ser.
  5. La famosa mochila austríaca: una de las cuestiones que mayor acogida tienen en la sociedad es la incorporación de una serie de bonificaciones con este nuevo contrato único. El elemento que más veces ha estado presente en los medios es el conocido como la mochila austríaca. ¿Qué es esto? Pues básicamente que una parte del sueldo de los trabajadores se abona en un fondo. Ese fondo genera rendimientos que luego se pueden rescatar en caso de despido. Pero que si no existe este despido, se recuperan como complemento a la jubilación e incluso pueden ser un capital a heredar por los descendientes del trabajador. ¿Suena fantástico, no? Ojalá y de verdad nuestros políticos estén pensando en algo así para nuestro país.

El contrato único es una herramienta que funciona bien en algunos países y que, la verdad, podría resolver la temporalidad altísima que tenemos en España. Sin embargo, para que esto sea una realidad tendríamos que hablar de la incorporación de elementos como la mochila austríaca y una modernización clara del programa en sí mismo. Por el momento, es muy pronto para decir si esto será una realidad, pero está claro que la polémica, sin información, estará siempre servida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...