¿Cómo saber cuándo compensa pagar peajes y cuando es mejor ir por vías gratuitas?

Si alguna vez has caído en la cuenta de que quizás el recorrido que haces con tu coche a diario pagando un peaje te supone un gran gasto, en este caso te enseñamos a saber cuando conviene y cuando no.

autopistas

Tal y como están las cosas en economía doméstica y con una situación en el empleo que no parece querer recuperarse en el más corto espacio de tiempo, nos encontramos en realidad con que cualquier gasto que se pueda evitar, es conveniente hacerlo. En este caso hablamos precisamente de los desplazamientos en coche, porque aunque la gasolina ha dado algún susto menos de lo habitual, la verdad es que barata no está, y menos aún con todos los gastos y los pocos ingresos que se nos acumulan. Precisamente por ello, muchos son los que evitan las autopistas.

Las concesionarias hace tiempo que notan la falta de afluencia de usuarios en sus vías, y no es de extrañar. Los precios de las carreteras de pago en España son bastante elevados, sobre todo si tenemos en cuenta su calidad, su conservación, los kilómetros por trayecto y el ahorro de tiempo que nos suponen. En la mayoría de los casos elegir las autopistas no compensa. Y los ciudadanos se dan cuenta de ello. Si hubiese más descuentos, si su precio fuese más asequible o si se plantearan que no es posible destinar más de 5 euros a un trayecto al que hay que sumar la gasolina y demás, puede que las cosas cambiasen. Mientras tanto, son cada vez más y más los que eligen la red de carreteras principales y secundarias.

Sin embargo, si eres de los que se escapa de las autopistas por el hecho de ahorrar dinero, y te decides por llegar a tu destino apostando por las nacionales, debes tener cuidado con varios factores que podrían hacer que el viaje no fuese tan ahorrador. Hablamos por supuesto de la diferencia de recorrido entre un trayecto y el otro en kilómetros; del ahorro de tiempo, y también de los controles y radares que debemos respetar a velocidades bastante inferiores en carretera convencional.

Si no tenemos prisa, y la diferencia de kilómetros no es significativa, conviene simplemente decidirse por la nacional y estar atento a las señales de limitación de velocidad, ya que la policía de tráfico que sabe de buena fuente que los españoles cada vez más nos escapamos de las autopistas, se decide claramente a colocar patrullas en zonas en las que se nos puede ir el acelerador, y al final el trayecto nos saldrá realmente claro multa en mano. Así que con cuidado, y a disfrutar del viaje intentando siempre ahorrar dinero.

Imagen: M.Peinado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...