¿Cómo funcionan las retenciones y pagos a la SS en las nóminas?

Si siempre te surgen dudas al ver tu nómina, hoy te vamos a enseñar cuáles son las retenciones que te están aplicando, así como a entender los pagos que te corresponden a la SS.

calcular nomina

Las nóminas son un instrumento que a todos los trabajadores les resulta bastante complicado descifrar. De hecho, son muchos los que, pese a haberlas recibido durante toda su carrera laboral, aún no saben interpretarlas correctamente. Hoy, en A Fin de Mes, vamos a intentar resolver los conceptos que resultan casi siempre más complejos: la retención del IRPF y los pagos de la Seguridad Social. Seguro que has visto los apartados que hacen referencia a ambos conceptos, y no has entendido muy bien porque, en lugar de sumar, te resta. A continuación te lo explico.

Hay que tener en cuenta que la nómina de un trabajador está compuesta por devengos y deducciones. Los devengos se suman entre sí, e implican todo lo que tiene que ver con la retribución salarial, pero también con los extras o pagos en especie que el empleado ha disfrutado en ese período de actividad. Por otro lado, las deducciones tienen que ver con los pagos que al trabajador le corresponden por ley. Entre estas hay que distinguir los pagos en sí mismos y las retenciones. Los primeros no se recuperan. Los segundos sí son susceptibles de ser recuperables en la declaración de la renta.

Las deducciones en las nóminas de los trabajadores

Dentro de las deducciones que aparecen en tu nómina se encuentra el pago a la Seguridad Social. En realidad estará formado por varios epígrafes que se corresponden con las distintas contingencias que debes cubrir por ley. Además de este importe, tu empresa está también pagando por ti al ente, con lo que la cotización que ingresa el arca pública es muy superior a lo que realmente se te refleja en tus pagos. En todo caso, las nóminas más actuales deben incluir el total del pago del empresario a la SS para informar del coste salarial a los trabajadores.

Estos son los pagos por Seguridad Social

Antes de comprobar que cada uno de los epígrafes sea correcto, fíjate que en tu nómina una cosa es el salario base, y otra la base de cotización. Esta diferencia se produce porque la base de cotización se calcula prorrateando las pagas extras reales y, por lo tanto, es siempre mayor que el segundo. En todo caso, esto es positivo para ti porque esa será la base que se tenga en cuenta al hablar de una baja, del desempleo, o de cualquier subsidio.

Desempleo: 1,55% de la base de cotización.
Cotingencias comunes: 4,70% de la base de cotización.
Formación profesional: 0,10% de la base de cotización.
Cotización adicional horas extras: 2% de la base de cotización.
Resto de horas extras: 4,70% de la base de cotización

La retención del IRPF

Otra de las cuestiones que suelen suscitar peleas y problemas está relacionada con la retención en el IRPF. Algunos creen que este importe lo puede fijar el trabajador. En realidad, hay unas bases para hacer el cálculo. Eso sí, si tienes más de un empleo, esto se complica, porque la empresa no tiene toda la información sobre ti para calcular correctamente el porcentaje de retención. La regla base es que si cobras menos de 12.500 euros anuales, no hace falta que te retengan nada. A partir de ahí, según la cifra que cobres, puedes consultar en este artículo el porcentaje de retención del IRPF.

¿Qué pasa si la empresa te ha retenido lo ideal? Pues en una situación idílica resultaría que no le debes nada a Hacienda, ni ella a ti a la hora de presentar la declaración de la renta. Esto es muy complejo alcanzarlo. Ahora bien, lo que está claro es que si te hacen correctamente las retenciones, será mucho más fácil asumir la diferencia, hacia arriba o hacia abajo, porque será más bien pequeña. ¿Qué ocurre cuándo te retienen de menos? Pues lo que todo el mundo se teme. Cuando llega la campaña de la Declaración de la Renta, resultará que le debes a la Agencia Tributaria un buen pellizco. Si la empresa te lo hubiera ido ingresando, deduciéndolo de tu nómina anualmente, entonces no te costaría tanto pagarlo, porque tendrías buena parte de ese dinero ya separado. ¿Ves por qué es tan importante este concepto y que esté bien calculado?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...