Cómo evitar los cobros por descubiertos bancarios

En tiempos de crisis de economía doméstica resulta cada vez más complejo no estar en números rojos. Hoy te contamos algunos trucos sobre cómo evitar los cobros por descubiertos bancarios.

bancos

Los descubiertos bancarios se producen cuando tenemos más gastos que capital en una determinada cuenta en una entidad. Es decir, para entendernos, cuando nuestro saldo es negativo o de números rojos. Pudiera ser que para algunos de nuestros lectores estos sean solamente un problema puntual, por retrasos en el pago de la nómina o por gastos imprevistos al final del mes o inicio del siguiente. Pero en otros se convierten en la batalla del día a día al tener que afrontarnos a una caída brutal en los ingresos y a los mismos o mayores gastos. Es por eso que hoy he querido hablar de este tema, cada vez más común en la economía doméstica y que además reporta en la mayoría de los casos comisiones altísimas al aparecer números negativos en el banco.

Cómo evitar los cobros por descubiertos bancarios

  • Lo primero es negociar con tu banco. Todo depende de la entidad en sí misma y de la política que aplique tu oficina. Si bien es verdad que es difícil disfrutar de cero comisiones por descubierto no es una misión imposible. Lo más habitual es que te exijan ser su cliente desde hace tiempo o tener unos ingresos mensuales domiciliados. Sino, es probable que te den una opción de bajar las altas comisiones por otro tipo de cobros o te cambien a una cuenta con un poco más de coste anual, pero que te resultará más rentable si la situación se repite.
  • Nuevas cuentas sin comisiones por descubierto: hay bancos que las ofrecen dada la crítica situación de las economías domésticas. Al tratarse de una de las características clave de ella no hay que hacer nada para disfrutarla. Algunos ejemplos son la Cuenta Nómina de Bankinter o la Cuenta Nómina de Unicaja.
  • Préstamos bancarios por cantidades más pequeñas: en lugar de pagar la comisión por descubiertos bancarios puedes negociar un préstamo pequeño con tu entidad para cubrir esos pequeños gastos extra que se te han escapado de las manos. También las tarjetas del tipo Revolving permiten estas opciones pagando intereses, pero con una cuota mucho más baja que la que se aplica por norma en descubiertos.
  • Dos cuentas en la misma entidad: si tienes dos cuentas y en una estás en números rojos, podrás hacer un traspaso que se hace inmediato a través de las oficinas o de internet de tal forma que el descubierto no se contabilice, y por lo tanto no tengas que pagar las comisiones asociadas a éste.

Imagen: tnarik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...