Bajada histórica de los niveles de desempleo hasta cifras de 2009

Pese a la brutal caída del paro, no hay razones para celebrar los datos con una caja de la Seguridad Social cada día más vacía y unos datos de precariedad también históricos.

CONTRATO TRABAJO

El buen dato del paro ha animado a todos los diarios a lanzar sus portadas con la noticia económica que no solo afecta a los datos macro de España, sino que influye de manera directa sobre las economías domésticas. Lo cierto es que las cifras no engañan y resultan las más positivas en términos históricos desde 2009. Concretamente, el paro ha cerrado junio con 3.767.054 personas sin empleo, lo que supone un incremento en la ocupación de casi 125.000 contratos más. Y si seguimos con números, los 17.760.271 de cotizantes que tiene en este mes la Seguridad Social suponen su mayor nivel desde julio de 2010.

Sin embargo, lo que podría parecer una senda completamente positiva hacia la recuperación de España y de la economía doméstica, tan maltratada en los últimos años para millones de trabajadores, no es tal cosa, sino que aún se enfrenta a toda una serie de desafíos que le influyen en el nivel macro y micro. En realidad, en A Fin de Mes siempre nos han preocupado las finanzas a nivel personal y es por eso que hoy vamos a analizar esa bajada histórica en términos de lo no tan positivo que siguen arrojando las cifras.

Contratos temporales y precarios

Aunque los datos del desempleo sean históricos no hay que perder el foco en el hecho de la temporalidad. De hecho, nos encontramos en plena temporada de verano y, por lo tanto, en la etapa de máxima ocupación del sector turístico y llena de un montón de contratos de trabajo que se alargarán, con un poco de suerte hasta finales de agosto o de septiembre. En ese sentido, todos aquellos parados que han salido de las temidas listas de la desocupación se encuentran en una mejor situación que no les permitirá sin embargo mantener una estabilidad a lo largo del tiempo. Será una especie de roto para un descosido que solo alegrará un poco más las semanas del verano.

Al mismo tiempo, los contratos que se están creando no son solamente de tipo temporal y ligados a la estacionalidad del turismo, sino también precarios. El coste de la contratación está bajo mínimos y se emplean a muchas personas en jornadas parciales o en medias jornadas que en muchas ocasiones se alargan más allá de lo que permite la ley sin que se note en el salario que esas personas ganan mes a mes. Es decir, estamos fomentando un modelo en el que se trabaja para vivir y cuando todavía hay suerte para lograrlo.

Una caja de la Seguridad Social que se desinfla

Otro de los problemas que está generando el actual modelo de empleo que parece acusar la recuperación económica con las cifras que se han publicado hoy está relacionado con la caja de la Seguridad Social. De hecho, de seguir al ritmo al que nos encontramos, la reserva del fondo de pensiones se acabará en diciembre de 2017. Hasta entonces las pensiones actuales se podrán garantizar, pero más allá de ese mes, podríamos entrar en una ruptura del equilibrio. En nuestro blog ya hemos analizado en muchas otras ocasiones los problemas del sistema de pensiones español que solo se solucionarán con unos contratos de trabajo dignos que coticen para poder cubrir la demanda de las pensiones. Actualmente, muchos de los nuevos contratos que se firman están subvencionados y, por lo tanto, pese al aumento del número de ocupados, la caja de la Seguridad Social no nota esos incrementos en sus cifras de recaudación.

Está claro que podemos estar contentos con los datos del paro que llenan hoy todas las portadas, pero las cifras, con un análisis más en profundidad no dan para hacer una fiesta, sino más bien todo lo contrario. De hecho, llegados a un punto en el que el sistema tiene los días contados si no se hace absolutamente nada para paliar la falta de ingresos, lo que compete hacer al gobierno de turno es cambiarlo todo de nuevo hacia una sostenibilidad que dure en el tiempo y no solamente que se centre en presentar unos planes que duren hasta que se convocan nuevas elecciones. Veremos si con un parlamento como el actual los políticos pueden ponerse de acuerdo sobre algo de vital importancia, no solo para los mayores, sino también para todas aquellas personas que, en menor o mayor medida, dependen también de los .

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...