Así podrás apuntarte al paro por primera vez

Apuntarse al paro por primera vez tiene sus ventajas, como tener un mayor acceso al empleo. Para ello, pide cita en la oficina del paro de tu ciudad y acude con el DNI, los títulos y la tarjeta de la Seguridad Social

Apuntarte al paro por primera vez

Siempre se ha dicho que apuntarse al paro se hace solamente para cobrar una prestación por desempleo, pero realmente tiene más ventajas. Por este motivo, es importante apuntarse al paro, incluso si estás buscando un primer empleo.

Eso sí, es normal que no sepas cómo apuntarte al paro si nunca lo has hecho. Por suerte, eso es algo muy sencillo y te vamos a explicar todo lo que tienes que hacer, además de las ventajas que tendrás al apuntarte.

Cómo apuntarse al paro y sus ventajas

Para apuntarse al paro por primera vez debes pedir cita previa. Las oficinas de empleo son competencia de cada comunidad autónoma, así que busca la tuya. La cita previa es obligatoria en tiempos de pandemia, ya que asegura el cumplimiento de las medidas sanitarias.

Una vez que tengas tu cita, debes presentar el DNI, la tarjeta de la Seguridad Social y la titulación académica. Allí te abrirán una ficha con tu perfil profesional, así que te harán algunas preguntas relacionadas con el empleo que solicitas. En el caso de que tengas trabajo, puedes inscribirte como mejora de empleo.

Apuntarse al paro tiene ciertas ventajas, como por ejemplo tener cursos y programas formativos con más facilidad, incluyendo la Escuela Oficial de Idiomas. También podrías optar a algunos descuentos en museos y otros lugares. Finalmente, tienes la ventaja de una mayor empleabilidad, pues algunas empresas tienen bonificaciones si cogen gente que está dada de alta.

Eso sí, no te olvides de sellar el paro cada 3 meses, algo que puedes hacer desde el móvil. En el caso de que estés cobrando una prestación no puedes olvidarte de su renovación, pues podrías perderla.

Hablando de la prestación, solamente tendrás derecho a ella si has trabajado al menos un año. Por cada año cotizado tienes derecho a 4 meses de paro, alcanzando un máximo de dos años. Recuerda apuntarte al paro y solicitar la prestación antes de que pasen 15 días desde que hayas perdido tu empleo.

Además, también recuerda que debes encontrarte en situación legal de desempleo. Este requisito se da cuando eres despedido, cuando acabas un contrato, cuando eres parte de un ERE o la jubilación del empresario. En el caso de que hayas dimitido, no estarás en situación legal de desempleo.

En cuanto a la cuantía, cobrarás un 70% de la base reguladora durante los primeros 6 meses, bajando al 50% de la base en los meses siguientes. En el caso de que no puedas acceder a esta prestación tienes otras, como el subsidio de desempleo o al Renta Activa de Inserción, las cuales tienen requisitos diferentes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...