Ahorra dinero con códigos de descuento y chollos en internet

Ahorrar dinero en tiempos de crisis se ha convertido en una prioridad. Es por eso que los códigos de descuento y los chollos online pueden ser en estos tiempos nuestro mejor aliado.

codigo descuento

Los tiempos que corren son difíciles para todas las familias y el presupuesto casi siempre se nos queda muy escaso. Es por eso que hoy más que nunca necesitamos apostar por todas las promociones que nos ofrecen las marcas, y en particular, por todas aquellas que nos encontramos en internet, ya que son con las que más dinero podremos ahorrar. Para los que todavía no los conocen, los códigos descuento pueden ser el mejor aliado de los consumidores más exigentes y que siempre buscan conseguir los productos que desean al mejor precio.

Los códigos descuento se pueden encontrar en muchos casos en comunicaciones directas que las empresas que los convocan nos hacen al mail o al teléfono. Pero en otras ocasiones hay que salir a buscarlos en la red. Para ello, las páginas que los agrupan todos en el mismo sitio resultan un recurso muy útil, ya que nos ahorran tener que ir buscando uno a uno los códigos promocionales que puede haber activos para los productos que nos interesan. Así que si todavía no tienes a ninguna de estas páginas en mente, ni tampoco en los marcadores de tu navegador, creo que es buen momento para incluirla. Por ejemplo este blog de chollos podría ser una referencia válida en ese sentido.

Códigos descuento ¿Por qué compensan?

Los códigos descuento que te encuentras en la red compensan siempre. En realidad, se trata de un código que escribes al finalizar la compra, en el apartado de la tienda en dónde pone código promocional y al aplicarlo, se te activa la promoción. Las promociones pueden ser de muchos tipos: gastos de envío gratis, descuento de un importe fijo por compra, descuento en porcentaje… Pero lo que importa es que ahorrarás dinero. Aunque es verdad que ciertos códigos exigen una compra mínima, y en ocasiones hay productos que no se incluyen, salvo en estos dos casos, las opciones con códigos de descuento son muy útiles para ahorrar.

Ofertas destacadas solo para el más rápido

Eso sí, no siempre es oro todo lo que reluce, y en el caso de los códigos de descuento hay un período en el que se aplica la promoción. A partir de ahí, el código queda en la mayor parte de los casos desactivado y por lo tanto, no podemos seguir utilizándolo. Es precisamente por eso que conviene utilizar webs en las que consultar los códigos de descuento que tengan bien actualizadas las promociones. De lo contrario, nos arriesgamos a preparar el carrito de la compra pensando que tenemos derecho a un descuento que finalmente no va a aplicarse. Así, perderemos el tiempo, tendremos que pagar más, o simplemente nos llevaremos una desilusión. Particularmente, me ha pasado alguna que otra vez, y da mucha rabia. Así que si vas a buscar estos códigos promocionales, fíjate bien en la fecha de caducidad antes de intentar aplicarlos a tu pedido.

Además de los códigos de descuento en sí mismos, existen otras promociones que se activan en determinadas zonas de la web y que conviene conocer. Así por ejemplo, de vez en cuando, Amazon anuncia descuentos sin colocar en ningún sitio un código, o en Asos aplican una rebaja en productos determinados. Para no dejar pasar esas promociones, no hay como estar atentos a los muchos blogs de ofertas que las recopilan para ti facilitándote el acceso e impidiendo que te las pierdas por llegar tarde a ellas.

Cuidado con comprar de más

Sin embargo, todas las cosas que parecen ser muy buenas, tienen siempre un pero. Particularmente pienso que en el caso de los códigos de descuento y promociones específicas, el único que existe es precisamente el relacionado con comprar de más. En ocasiones, compramos más que aquello que realmente estábamos buscando por el ahorro que nos supone. En otros casos, lo hacemos porque la promoción concreta nos exige una compra mínima, o nos ofrece obtener otros productos con descuento. Quizás ahí, sin darnos cuenta, se nos va buena parte del ahorro, y es precisamente en ese sentido en el que debemos extremar las precauciones. Así si por ejemplo nos encontramos con que el presupuesto es realmente limitado, y de verdad no vamos a darle uso a nada más de lo que nos proponen, quizás sea mucho más inteligente dejar pasar la ocasión, que arriesgarse por obtener el descuento específico. En todo caso, eso debemos valorarlo con cada oferta en cuestión, y también dependiendo de la situación familiar en cada caso.

¿Tú has cometido alguna vez errores a la hora de comprar con códigos de descuento? ¿Has comprado de más?

Imagen: Olatz eta Leire

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...