Adelantos de dinero con las cuentas nómina: nueva fórmula de obtener liquidez familiar

La mayoría de los hogares españoles asumen números rojos, y a veces la necesidad de liquidez puede ser suplida por cuentas nóminas con anticipos en lugar de créditos que suponen endeudarse aún más

divisas euros

La liquidez es el principal problema al que se enfrentan las familias. De eso ya no cabe ni la menor duda. Sin embargo, precisamente esa necesidad de disponer de capital para hacer pagos de facturas, cambiar electrodomésticos o enfrentar la temida vuelta al cole se puede complicar si a los ingresos mensuales más que justos se le suman por ejemplo un retraso en el pago de la nómina. En esos casos, la mayoría de familias tienen que acabar por tirar del crédito de las tarjetas, pedir prestado a familiares o endeudarse en un préstamo bancario. Sin embargo, aunque es poco conocido hasta ahora, la opción del adelanto de las nóminas está al alza.

Los adelantos de dinero con las cuentas nómina son una buena idea tanto para aquellos trabajadores que se quieren blindar ante un retraso que pueda impedir que paguen con normalidad sus facturas, como para los que pretendan tener unos meses pagados al contado y de golpe para hacer pequeñas inversiones. A continuación explicamos un poco más el concepto, que a pesar de que lleva tiempo en el mercado es en tiempos de crisis cuando la oferta es mayor por parte de las entidades y al mismo tiempo también ha aumentado la demanda.

El funcionamiento de este producto s asocia a una cuenta nómina, aunque no todas las cuentas nóminas lo tienen disponible. Lo mejor es preguntar en la entidad si existe y asociarlo enterándose de las fórmulas que aplican, ya que en algunos casos no tiene coste alguno, y en otros hay intereses. En todo caso, la idea es sencilla: el trabajador tiene una nómina domiciliada y el banco en caso de que él lo solicite le adelanta una o varias mensualidades de ésta antes de que la cobre, dependiendo el número y el coste del servicio de la entidad y del contrato firmado.

Las ventajas en el caso de que sea gratis del todo es la ausencia de intereses, y en el caso de que no que no se necesita papeleo, ni hay las trabas habituales que existen en un préstamo y por supuesto que la devolución es en automático y el pago que hay que hacer es siempre inferior a lo que suponen las comisiones e intereses en un préstamo bancario. Así que si aún no tienes este servicio es recomendable que te informes en tu entidad para poder disfrutarlo y evitar que un mes de números rojos se convierta en todo un calvario para encontrar liquidez.

Imagen: Tax Credits

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...