7 excusas habituales para no ahorrar ni contratar planes de pensiones

Con el mercado laboral en un estado precario y las finanzas domésticas al borde del precipicio es difícil ahorrar. Pero también es cierto que las excusas para evitar el ahorro siempre han existido. Hoy recopilamos algunas de ellas.

Pensiones vejez

El nivel de ahorro de las familias españolas ha caído durante estos años de crisis. Aunque la recuperación a nivel de crecimiento de España ya ha llegado a los grandes sectores, todavía los hogares notan que sus economías domésticas siguen dañadas. Un buen ejemplo de medición es el de la tasa de ahorro por renta que en 2015 se sitúo en apenas un 4,5% del total de lo ingresado. Eso significa que hemos dejado de ser una sociedad ahorradora para convertirnos en una que lucha por vivir al día. Sin embargo, mucho antes de que eso ocurriese, ya había quien se buscaba una excusa nueva para evitar ahorrar dinero.

Precisamente de excusas de esas que sirven para dejar para el año siguiente la asignatura de ahorro doméstico, o para aquellos que creen que los planes de pensiones son algo en lo que solo deben pensar si ya son mayores es de lo que queremos hablarte hoy. Sobre todo ahora que se mantiene en entredicho la probabilidad de cobrar una pensión pública por lo mal que están los ingresos de la Seguridad Social, así como por la flexibilización en la disponibilidad de este dinero, es conveniente evitar todas esas excusas absurdas que te impiden pensar en un producto con grandes ventajas fiscales.

Las excusas más utilizadas para evitar el ahorro

Creo que tener claro a principios de año cuáles son esas excusas que te sirven para postergar la necesidad de ahorrar dinero es importante. Al fin y al cabo, cada 1 de enero se suelen hacer buenos propósitos para comenzar el año, y generalmente entre ellos la posibilidad de ahorrar dinero está incluida. Así que te recomiendo que hoy te pongas a prueba y te decidas a sacar estas excusas de tu vida buscando productos que te permitan mantener tu liquidez y conjugar ventajas fiscales para pagar menos impuestos.

  1. La situación económica no me lo permite: es cierto que muchas familias pasan por un momento pésimo. Pero, si en tu caso llevas años poniendo la misma excusa incluso cuando la situación ha sido positiva puedes comprobar que a este paso no comenzarás a ahorrar NUNCA. Y eso no es una buena idea. ¿Empezarás el 2016 con cambios al respecto?
  2. Soy demasiado mayor para contratar un plan de pensiones: los planes de pensiones se pueden contratar hasta que te jubilas para cubrir dicha contingencia, y después de la jubilación como producto de ahorro para dependencia o muerte de la persona que lo suscribe. En todos los casos podrás beneficiarte de las ventajas fiscales asociadas que pueden suponer un buen pellizco en el ahorro en el pago de impuestos. ¿No crees que la edad no debería tener nada que ver con pagar menos en Renta?
  3. Soy demasiado joven para pensar en el ahorro: cuanto antes comiences a ahorrar, mejores resultados obtendrás en productos de inversión. No ahorrar implica un futuro aún más incierto del que tiene la juventud actual y es sin duda una muy mala idea y peor perspectiva.
  4. Quizás mañana: la excusa es muy similar a la primera, aunque en este caso no hay un motivo aparente para evitar el ahorro o pararse a analizar cuáles serían los mejores productos de inversión. La dejadez está influyendo en tus finanzas y creo que el comienzo del año es un genial momento para ponerlas en orden. Por cierto, precisamente para este tipo de usuarios quiero hacer una recomendación especial con las aplicaciones para la gestión de economía doméstica gratis que puedes llevar en tu teléfono.
  5. Soy autónomo: los autónomos son uno de los colectivos que más se pueden beneficiar de productos de ahorro. Primero porque tienen prioridad a la hora del rescate de un plan de pensiones si no tienen derecho a paro. Segundo porque cuando el negocio va bien, si se mantienen en cuotas a la Seguridad Social bajas, podrían encontrarse en un futuro con muchos menos ingresos de los realmente previstos.
  6. No entiendo de productos económicos: si no se entiende, se puede aprender. En nuestro blog tenemos muchos recursos educativos para sacar adelante propuestas que tengan que ver con el ahorro doméstico. Así que quizás tengas que dedicarle un poco de tiempo a este asunto.
  7. En mi empresa no hay planes de pensiones: cada vez es menos habitual que las empresas ofrezcan a sus empleados un plan de pensiones como complemento. Sin embargo, eso no significa que no puedas contratar el tuyo propio sin más en cualquier entidad que los ofrezca.

Ahorrar dinero y pensar en el futuro es fundamental en los tiempos que corren. Y si de paso puedes ahorrarte el pago de parte de los impuestos como ocurre al contratar planes de pensiones, puede que salgas ganado dos veces.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...