5 reglas de oro para elegir el mejor depósito para tu dinero

Si estás buscando sacar la máxima rentabilidad a tus ahorros, hoy vas a aprender a hacerlo con unos consejos muy fáciles para lograr el mejor depósito para tu dinero.

depositos

Los depósitos son uno de esos productos que adoraban los españoles antes de que comenzase la crisis. Sin embargo, en la actualidad, su remuneración es realmente baja y no resultan demasiado rentables. Precisamente por esta razón, para aquellos inversores moderados que no quieran correr riesgos con otros productos financieros, o no estén interesados en inversiones en Bolsa y similares, tener en cuenta un montón de cosas antes de elegir es realmente importante. En A Fin de Mes te informamos puntualmente de cuáles son los mejores depósitos que hay en el mercado, pero hoy pretendemos darte algunos consejos generales para que tú puedas elegir entre la oferta que te propone tu entidad.

Ten en cuenta que los depósitos no son el mejor producto para conseguir una buena rentabilidad. Sin embargo, son un producto con escaso riesgo y que garantiza el capital de quien lo invierte. Además, de manera general suelen existir depósitos que no te obligan a estar sin el dinero durante demasiado tiempo, algo realmente interesante a la hora de considerar la liquidez necesaria para tu día a día. Aunque existen algunas opciones interesantes, generalmente los mejores depósitos son aquellos que están vinculados a los nuevos clientes y en las entidades digitales o low cost.

Cómo conseguir el mejor depósito en cinco pasos

  1. Tipos de interés: éste es el dato más importante que se tiene en cuenta a la hora de contratar un depósito. Sin embargo, no es el único que debes considerar. Hay depósitos que remuneran mejor que otros en cuanto a este aspecto y que, sin embargo, son un peor producto por las demás condiciones. Échales un vistazo en las siguientes líneas y estudia bien el tuyo antes de hacer la firma efectiva.
  2. Permanencia: algunos bancos han decidido mejorar las condiciones de sus depósitos dependiendo del tiempo que el cliente firme con ellos. Así, a mayor cantidad de tiempo, mejora la remuneración que se recibe por el capital. Sin embargo, se comienza a extender la práctica de la permanencia, algo que no resulta tan adecuado para el que suscribe el depósito. Pueden colocarte algunas penalizaciones por cancelar antes de tiempo el producto y obligarte a permanecer con ellos un determinado período mínimo bajo amenaza de una especie de «multa» por incumplimiento de contrato.
  3. Cancelación: la cancelación de un depósito -aunque no es lo habitual- puede conllevar una sanción económica por parte de la entidad bancaria con la que has contratado el producto. Hay que tener en cuenta que en el contrato que firmes deben aparecer reflejados todos los gastos y todos los supuestos. Evidentemente, al tratarse de la letra pequeña es probable que te pase desapercibida y es por eso que te estamos advirtiendo que lo compruebes antes de dar por válidas las demás características de los depósitos que estés estudiando para contratar.
  4. Disponibilidad: algunos depósitos ofrecen la posibilidad de disponer de parte del dinero depositado bajo algunas circunstancias y otros simplemente te permiten sacarlo y meterlo cuando quieras y recibir una remuneración dependiendo de esas cantidades diarias. Es importante esta cuestión sobre todo en el caso de que tu liquidez no sea demasiado positiva. Ten en cuenta que si tienes el dinero en uno de estos productos y te surge un imprevisto puedes verte en un verdadero aprieto económico sin necesidad.
  5. Perioricidad de los pagos: el abono de los intereses que te paga la entidad bancaria por tener tu dinero y trabajar con él puede cambiar de manera importante. Analizar las opciones, sobre todo si hablamos de importantes cantidades de dinero podría solucionarte algunos gastos mensuales en caso de que se abonase de ese modo. Si el abono es al fin de plazo ten en cuenta que no podrás disponer ni de los intereses, ni tampoco del capital hasta esa fecha.

Aunque el tipo de interés que el banco te abone por el depósito es algo realmente importante, debes considerar todos los demás factores antes de decidirte puesto que serán fundamentales a la hora de tener en cuenta situaciones complejas en las que tengas que disponer del dinero por circunstancias personales o cancelar el depósito por razones que no hubieses previsto en el momento de la contratación. Aunque realmente todas esas cosas piensas que no te van a pasar a ti, recuerda que ser precavido es algo fundamental a la hora de enfrentarse a los instrumentos financieros. Y luego no habrá lloros, ni preocupaciones extras….

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...