5 razones por las que los millenials valoramos mucho más el ahorro que otras generaciones

Se llama a los millenials a aquellos jóvenes que han nacido en la década de los 80 y principios de los 90. Hoy analizo a la que es mi generación y cómo nos comportamos frente al ahorro.

millenials

De los jóvenes de hoy en día se habla mucho en clave de marketing. De hecho, la sociología o la estadística han tomado prestados términos más propios del mercado publicitario para referirse a generaciones completas. Una de las que más notoriedad mediática tiene es a la que yo pertenezco. Nos llaman los millenials. Nos describen como muy distintos a nuestros padres y dicen de nosotros que estamos un poco cansados de la sociedad en la que nos ha tocado vivir, que somos demasiado críticos y que no nos conformamos con un trabajo que nos dé de comer. No nos gusta hipotecarnos, ni tampoco atarnos a puestos que no nos dejen dar lo mejor de nosotros mismos. ¿Puede un perfil como éste ser más ahorrador que el de generaciones anteriores?

Aunque suene casi irónico, resulta que sí. De hecho, somos la primera generación a la que en principio -si no cambian las cosas- nos tocará vivir peor que nuestros padres. Nos preocupa el futuro, y mucho. Además, somos lo primeros que no confiamos en las pensiones públicas. Viendo cómo se vacía la hucha, es más que probable que no lleguemos a verlas, aún a pesar de estar pagándolas. Precisamente por esa razón, aún pese a las limitaciones salariales, muchos son los que creen que la actitud ahorradora de los millenials es muy superior a la de la anterior generación. Eso sí, en cuestión de ahorro, también han cambiado mucho las cosas. ¿Quieres saber cómo ahorran los millenials?

Así ahorran los millenials

Aunque lógicamente cada individuo es un mundo, y habrá millenials que no encajen en este perfil, pese a ser de dicha generación, podríamos decir que la mayoría de ellos -entre las que me incluyo salvo en el tercer caso- cumplen a rajatabla esta especie de mandamientos del ahorro. No ahorran como sus padres, pero sí que lo hacen siendo conscientes de lo que tienen y de lo que necesitan.

Compran por internet

La compra por Internet se ha convertido en un valor seguro para esta generación. Saben cómo buscar, y si no lo saben, lo preguntan. Se aseguran bien de que el producto que van a adquirir es realmente lo que necesitan y si lo pueden encontrar a un mejor precio. No le temen a eso de no poder verlo físicamente, y los miedos a si funcionarán tal y como se esperan desaparecen gracias a las opiniones de otros y a los videotutoriales que encuentran en la red.

Apuestan por la economía colaborativa

Los millenials son una de las últimas generaciones que han reinventado aquello que hacían sus abuelos. Ahora, todo puede tener una segunda oportunidad con la venta de segunda mano. Pero, han ido mucho más allá. De hecho, se ahorran dinero compartiendo coche, se alojan en casas particulares y son capaces de aprovechar los descuentos por compras colectivas que ofrecen muchas plataformas de Internet.

No necesitan agarrarse a la vivienda en propiedad

Ésta es quizás la única de las características de los millenials que no comparto. Pero sí que es verdad que cada vez son menos los jóvenes que quieren atarse a una casa. No es que no quieran tener un piso todo suyo, pero saben que el mercado de trabajo tan cambiante puede convertirse en un problema para ellos si deciden hipotecarse. Además, los salarios que ganan son generalmente bajos, lo que hace imposible que piensen en firmar un préstamo de esta clase.

Sí piensan en su jubilación

Aunque la mayoría de las generaciones de mayor edad creen que los jóvenes no se preocupan en absoluto de su jubilación, se equivocan. Las encuestas demuestran que son uno de los colectivos más preocupados por este tema. Sin embargo, no todos confían en los bancos para poder tener ingresos extras en el futuro. Pero casi todos tienen claro que necesitarán de fuentes de ingresos alternativas para cuando se hagan mayores.

Las decisiones económicas las meditan muy bien

Precisamente porque pese a tener trabajo no tienen el dinero que sus padres sí tenían con su edad, meditan muy bien el gasto que hacen. Sobre todo cuando se trata de gastos importantes. Piensan bien en los pros y en los contras, así como si de verdad necesitan lo que se están planteando comprar.

¿Pensabas que eran así los millenials o los tenías por jóvenes mucho más alocados?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...