5 ideas para que sacar dinero de un cajero sea más seguro

Es habitual sacar dinero de los cajeros, pero no siempre se es consciente de los riesgos que se corren. Hoy analizamos algunas ideas para que sea más segura la retirada.

cajero

Sacar dinero de un cajero puede parecer algo realmente cotidiano. Sin embargo, son muchos los riesgos que corres si no tomas medidas de seguridad adecuadas. Precisamente porque hay muchas estafas, muchos despistes, y demasiada confianza en algo habitual, hoy queremos poner en portada de nuestro blog A Fin de Mes la posibilidad de mejorar la seguridad al sacar dinero en un cajero.

Es muy probable que ahora que los bancos cobran una mayor comisión a usuarios de otras entidades, el tema de la seguridad en las retiradas del cajero haya quedado en un segundo plano. Sin embargo, no creo que sea un asunto baladí, y sobre todo, creo que deberíamos empezar a prestarle más atención. Que nunca haya pasado nada no significa que no vaya a pasar. Y no es por ser alarmistas, pero pecar de confiado en estos asuntos puede tener muchas consecuencias.

Cómo sacar dinero de un cajero de forma segura

  1. Vigilar tu alrededor: aunque puede parecer un consejo muy evidente, es de esos en los que se requiere un poco de intuición y mucha observación. Ver quién está en los alrededores del cajero, sobre todo si se trata de uno a pie de calle, es fundamental para evitar que se produzca un robo. Al mismo tiempo, recuerda que el problema puede estar en el propio cajero, ya que hay ladrones que se dedican a instalar dispositivos que graban tu clave. Para evitarlos, hay que examinar los cajeros para ver que no hay nada colocado que no sea parte de él.
  2. Elegir cajeros interiores: los cajeros interiores con puerta que se puede cerrar son la mejor de las opciones para evitar robos y hurtos cuando se saca dinero en efectivo. El problema es que no siempre están disponibles, y no todas las entidades cuentan con ellos. Es por eso que es solo una recomendación. Siempre que tengas la posibilidad de elegirlos, quédate con ellos en lugar de los tradicionales a pie de calle.
  3. Tapar siempre las claves: puede que te hayas confiado más de una vez demasiado, pero puede haber ojos en todos lados y que te roben las claves puede ser luego un problema para reclamar los saldos que se te cobren. Da igual si estás solo, o incluso si estás en un cajero interior, acostumbrarse a tapar con la mano el teclado es fundamental para conseguir aumentar la seguridad en las retiradas de efectivo del cajero.
  4. No llevar jamás las claves con las tarjetas: sobre todo para los que no están muy acostumbrados a las tecnologías, no es nada raro llevar consigo las claves de las tarjetas junto a estas. Esto es el peor error que puedes cometer porque si la cartera cae en malas manos, acabarás por ponerla a disposición del ladrón. Si no te acuerdas de ella, guárdala en tu agenda del móvil con un nombre en clave que nada tenga que ver con el asunto.
  5. Cuidado con los despistes en el cajero: estar despistado mientras quitas dinero del cajero puede hacer que se te olvide el dinero. No será la primera vez que pasa. Aunque el dispositivo lo traga automáticamente una vez pasado un tiempo, pueden robártelo mientras eso ocurre. Por eso, cuando vayas al cajero, olvídate del móvil y manten la mente en lo que estás haciendo.

Seguros de tarjetas

Aunque en muchas ocasiones los bancos y otras entidades comerciales ofrecen seguros extras que tienen cobertura de hurto o robo al sacar dinero del cajero, es cierto que algunos de los plásticos lo incluyen por sí solos. Para saber si es tu caso, lo mejor es que revises a fondo los contratos que tienes. Si no dispones de ellos por escrito, solicítalos a tu entidad para conocer a qué puedes atenerte si ocurre un siniestro cuando sacas dinero del cajero.

El seguro de hogar ante robos

Precisamente respecto al tema de que se pueda producir algún hurto de dinero en la calle, la verdad es que hay que considerar la posibilidad de reclamar a un seguro de hogar. Muchos de ellos incluyen sin ningún coste esta cobertura, y aunque es cierto que tienen un límite máximo a cubrir, no siempre nos acordamos cuando ocurre alguno de estos problemas. Si te ha pasado, o quieres estar seguro de que podrás recurrir en caso de que ocurra, deberías revisar ahora las cláusulas de la póliza.

¿Has tenido algún problema sacando dinero del cajero en algún caso? ¿Qué has hecho después?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...