5 fórmulas para convertirse en millonario a los 30

Hoy hablamos de consejos fáciles para conseguir tener dinero. Muchos de ellos han logrado que algunos se hagan millonarios a los 30 años. Igual no llegamos a tanto, pero si mejoramos la liquidez, nos conformaremos.

millonarios

De seguro que todos quisiéramos conocer el secreto que ha llevado a muchos jóvenes a convertirse en multimillonarios con poco más de 30 años. Evidentemente, para que eso pase tienen que darse una serie de factores, y entre ellos se encuentra, nos guste más o menos, la fortuna. Pero como de la suerte no nos podemos dejar llevar porque es algo que no podemos controlar, lo cierto es que hoy en nuestro blog queremos hablarte precisamente de fórmulas que a algunos de esos jóvenes millonarios les han llevado a amansar esas fortunas. Y aunque la literatura y los muchos libros que buscan enfocarse con técnicas de este tipo de público a la economía doméstica es mucha, hoy en A Fin de Mes también nos sumamos a esta nueva moda.

En este caso concreto te hablamos de 5 fórmulas para convertirse en millonario a los 30, o al menos de cinco cosas que han servido a otros para llegar al objetivo final. Puede que algunas ya las conozcas, porque precisamente han salido en algunos de esos muchos libros que hoy están tan de moda, pero otras te serán realmente novedosas y puede que te llamen la atención de forma particular. Así que si tienes curiosidad por verlas, te animamos a hacerlo a continuación:

La regla del 50-20-30

Es una de las que más se ha puesto de moda. Y los expertos dicen que si consiguiésemos seguirla al pie de la letra, ahorraríamos mucho dinero. Se trata de destinar el 50% de nuestro salario a las cosas esenciales. Es decir, al alquiler o hipoteca, gastos comunes de todos los meses, alimentación, ropa… Una vez cubiertas las necesidades básicas, nos quedaría un 30% de ese salario para destinar a otros gastos que por lo general se convierten en ocio o en actividades o productos que realmente podrían ser prescindibles. Por último, el 20% de ese salario debería ser destinado a los ahorros.

Des-hazte de los créditos no productivos

Si echas bien la cuenta de cuánto estás pagando en intereses por préstamos para comprar cosas que en realidad no necesitabas y que tampoco han aportado grandes cambios en tu vida, puede que te sorprenda cuanto podrías llegar a ahorrar. Así que a partir de ya, empieza a pensar en cómo deshacerte de esos préstamos, y sobre todo, en cuanto lo hagas, en no volver a caer en productos similares porque desde luego, no te ayudarán en ningún caso con la liquidez que necesitas.

Ahorra con un fin

A veces no somos capaces de ahorrar dinero porque no nos ponemos metas que realmente nos apasionen o esas metas son solo un gasto en sí mismo. Piensa en grande, pero date tiempo para conseguir lo que te propones. Además, piensa que todo ese dinero que vas a ahorrar te va a dar beneficios de otro modo, así que podrías perfectamente planteártelo casi como una inversión de futuro. Eso sí, ten fe en ti mismo, porque sino, el camino hasta llegar al final del objetivo será realmente interminable.

Aumenta tus ingresos

Los tiempos de crisis son tiempos perfectos para la innovación. En realidad lo son para muchas cosas, pero para encontrar solución a un problema que pensábamos no teníamos, para que se ocurran ideas realmente creativas que tienen potencialidad en el mercado, y para otro tipo de negocios que pueden surgir tan solo de tus habilidades, no es una mala época. Así que como decíamos antes, se trata de creer en ti mismo, y de ver por dónde puedes conseguir un extra de dinero explotando lo que sabes hacer. Por cierto, una pista, internet es siempre una buena manera de empezar sea lo que sea.

Controla tu dinero

No importa las excusas que quieras ponerte para decir que no es suficiente lo que ganas, o que eres incapaz de hacerlo. Las herramientas de las que disponemos a día de hoy gracias a las aplicaciones móviles son realmente muchas como para que esas excusas tengan razón de ser. Así que lo mejor es que dejes ese pensamiento a un lado, y te pongas seriamente a echar las cuentas. Hay siempre sitios de los que se puede sacar algo, y sitios que descubrirás no eran relevantes. Si a esto le añadimos una actitud positiva y un estilo de vida en el que el gasto sea el justo, o al menos los caprichos que nos damos sean meditados y estudiados para conseguir el precio más bajo; es muy probable que encuentres la solución a la falta de liquidez por la que pasas.

Puede que con todo esto no lleguemos a ser millonarios. Nos harían faltan unos cuantos factores más. Aún así, creo que si los pones en práctica tus finanzas mejorarán notablemente, y eso de seguro que lo agradeces.

Imagen: jacilluch

Vía: Lifehack

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...