5 cosas que estás haciendo mal y que harán que no puedas ahorrar dinero

Ahorrar dinero es una opción a la que todos queremos aspirar y en este caso lo podemos hacer si evitamos ciertos comportamientos que nos llevan por el camino opuesto.

ahorrar dinero

No es la primera vez que en A Fin de Mes hablamos de cosas que hacen que nuestras expectativas de ahorro disminuyan de manera considerable. Y a eso nos referimos de nuevo hoy en este nuevo artículo de nuestro blog. En este caso concreto nos referimos a 5 cosas que estás haciendo mal y que harán que no puedas ahorrar dinero, para las cuales hay otras soluciones a las que podrías recurrir sin demasiado problema. Así que si crees que hay algo que falla en tu administración de economía doméstica y quieres cambiarlo, echa un vistazo a lo que estamos a punto de contarte.

Puede que para los más previsores sea una cuestión de lógica todo lo que vamos a explicarte ahora, pero no siempre prestamos toda la atención que deberíamos a los detalles, y en la actual sociedad la verdad es que hay ciertos hábitos que se potencian y que no son los más adecuados para las finanzas personales con lo que en muchos casos no somos ni conscientes de lo mal que hacemos las cosas. Así que lo mejor es asegurarte de que al menos estos fallos no los estás cometiendo y poco a poco ponerte nuevas metas de ahorro que sean alcanzables.

Cosas que estás haciendo mal para intentar ahorrar dinero

  1. Ahorrar sin una cuenta de inversión: aunque en la actualidad los depósitos y los planes de ahorro no producen apenas rendimiento como hemos analizado ya en varias ocasiones en nuestro blog, y esto se produce precisamente por las medidas que ha tomado el Banco Central Europeo de rebajar el precio del dinero, siempre te van a dar más que el dinero estancado. Así que es importante tenerlo en cuenta para no perder el poco rendimiento que puedas obtener, ya que será, al fin y al cabo, rendimiento.
  2. Retirar dinero del plan de pensiones: aunque pueda parecer una buena idea, sobre todo tras el cambio de normativa que ha introducido el gobierno y que entrará en vigor a partir de 2015, lo cierto es que lo resulta solo en parte, ya que si retiras ese dinero tendrás que abonar por él lo que no hayas pagado antes, con lo que al final se te reducirá sustancialmente la cantidad, perdiendo además las ventajas de cara a tu jubilación. Sobre todo si ésta se va a producir en un período no demasiado amplio de tiempo.
  3. Pagar grandes compras con tarjetas de crédito: en muchas otras ocasiones hemos hablado en A Fin de Mes del problema que nos pueden ocasionar las tarjetas de crédito. De hecho, si las utilizamos solo en ocasiones puntuales pueden convertirse en una importante fuente de liquidez, pero si son nuestro sistema de créditos para financiar compras grandes, pueden resultar un problema grande para la economía doméstica, ya que se convierten en un sinfín de deuda por los intereses y comisiones que no vamos a poder asumir en los peores momentos.
  4. No tener un fondo de emergencias: el fondo de emergencias es de las cosas más importantes con las que debemos contar a la hora de planificar una economía doméstica estable y asumir ideas para lograr los objetivos de ahorro de dinero. Si todavía no tienes el tuyo, antes de contemplar cualquier otro gasto extra, deberías pensar en crearlo. Muy probablemente, cuando las emergencias surjan, agradecerás no tener que recurrir a la tarjeta de crédito o a otros tipos de financiación por encontrarte sin fondos a los que recurrir.
  5. No tener una herramienta que te ayude a controlar tus presupuestos: aunque existen muchas aplicaciones gratuitas de este tipo, en nuestro blog hemos hablado en varias ocasiones de Fintonic, que en este caso es gratis y te permite gestionar varias cuentas a la vez, así como incluye muchas posibilidades para estar atentos a pagos y recibos, así como a proponerse retos de ahorro.

Lo importante es considerar cuales son las cosas que pueden estar causando un daño importante a nuestra economía doméstica y que al final estamos haciendo como si se tratase de rutinas que no nos podemos replantear. Una vez podamos entender dónde están los errores, es probable que sepamos cómo resolverlos. Sabemos que son tiempos difíciles para las economías familiares, y sobre todo, para el ahorro de los hogares, pero aún así, creo que todavía hay cosas que podemos poner en práctica para conseguir optimizar recursos al máximo sin tener que seguir apretándonos el cinturón.

¿Habitualmente haces alguna de las 5 cosas que estás haciendo mal y que harán que no puedas ahorrar dinero? ¿Sabes ya cómo cambiarlas para revertir el objetivo?

Imagen: Isacar Marín

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...