5 cosas locas que la gente ha hecho para conseguir un trabajo

En tiempos de crisis y mucho desempleo puede que más de uno de nuestros lectores en busca de uno encuentre inspiración en 5 cosas locas que la gente ha hecho para conseguir un trabajo.

trabajo

Trabajo. Una palabra que en España al que más y al que menos le ronda en la cabeza. La verdad es que no son buenos tiempos para encontrarlo, y las estadísticas demuestran que de momento la batalla contra el desempleo la estamos perdiendo, ya que no se generan los puestos de trabajo que se necesitan, el paro juvenil está desbocado y los pocos puestos que las empresas crean suelen ser a tiempo parcial o con salarios muy precarios. Por todo este panorama nada favorecedor es que hoy sacamos un tema un tanto curioso con el que quizás poner un poco de optimismo en nuestras vidas. Hoy vamos a hablar de cosas locas que algunos han hecho por trabajo, o mejor dicho, por conseguir un trabajo, y que en ocasiones han funcionado.

El listado que vas a poder seguir a continuación analiza algunos casos de éxito que se hicieron famosos en la red y que lograron que sus protagonistas consiguiesen el ansiado puesto laboral que querían. Está claro que los tiempos de crisis no le gustan a nadie y en el caso español se han prolongado demasiado, pero también es verdad que en estas épocas, la creatividad puede convertirse en un buen aliado para lograr los objetivos que nos hemos propuesto. Y si hay algo que tengan en común todas las propuestas que te vamos a mostrar es que todas son realmente creativas.

  1. Experimentos en Google: actualmente, en un mundo en el que internet y las redes sociales nos marcan el paso, todos sabemos que cualquiera que nos haga una entrevista laboral puede «googlearnos» antes para ver lo que hemos hecho, a qué nos hemos dedicado y descubrir muchas cosas sobre nuestro perfil. Aprovechando el asunto, no es la primera vez que candidatos a puestos de trabajo buscan llamar la atención al respecto y se lanzan en una campaña de publicidad para conseguir salir en los primeros resultados de búsqueda por su nombre llamando la atención de su empleador. Desde luego, el asunto le resultará cuanto menos llamativo y si el puesto tiene algo que ver con la creatividad, es probable que hayamos ganado puntos.
  2. Currículum en vídeo: desde luego es creativo, pero empieza a ser ya un fenómeno muy extendido. Es más, algunas empresas lo requieren casi de forma obligatoria para poder conocer un poco más de cerca a los candidatos y ver cómo hablan, cómo se comunican y cómo se mueven ante la cámara. Aún así, creo que en muchos casos, al menos compitiendo con currículums de los más clásicos, se pueden ganar puntos apostando a este formato que en sus primeras fases logró que algunos candidatos consiguiesen el preciado empleo.
  3. Currículums adaptados: no me refiero al hecho de adaptar el CV a lo que la empresa está buscando, eliminando el resto de la experiencia laboral que se puede tener en otros campos. Me refiero a adaptarlo a un formato distinto. Por ejemplo, hay un caso particular de un candidato que buscaba un puesto en el sector del marketing que envió a la empresa su CV en una chocolatina. Diciendo además un curioso eslogan sobre sí mismo «candidato con credenciales que satisfacen las necesidades de cualquier empresa». Vamos, que se vendió como el chocolate.
  4. Destacar en lo que quieres hacer: con tanta competencia para tan pocos puestos de trabajo, no solamente hay que ser bueno en lo que uno hace, sino que hay que ser el mejor y demostrarlo. Siempre en el ámbito de los empleos que requieren la creatividad, un proyecto de CV en el que se invirtieron nada menos que 2000 horas para elaborarlo, consiguió darle a su protagonista el empleo que deseaba en la empresa que era competencia de aquella para la que trabajaba. Puedes ver el resultado en la web de Falskaar.
  5. Instintos: ya por último, y aunque a veces haya que pensarlo dos veces antes de lanzarse a esta complicada piscina, nos encontramos con casos de futuros trabajadores que han seguido el suyo para encontrar un trabajo, y lo han logrado. Por ejemplo, ¿qué responderías tú si te dicen que debes encontrar argumentos para vender un viejo móvil sin conexión ni nada frente a un smartphone? Hay a quién se le ocurrió decir que estaba seguro de que el más nuevo no sobreviviría a… -y en ese momento lo lanzó contra la pared-. Evidentemente, el terminal sobrevivió, y los casos documentados consiguieron el empleo. El entrevestidador testa mucha de tus habilidades en las preguntas que te hace y alguna de ellas es la capacidad de respuesta y de obtener ideas.

¿Has utilizado alguna vez estas técnicas u otras parecidas a la hora de conseguir un empleo? ¿Se te ocurre alguna fórmula creativa para convencer de que eres el candidato ideal?

Imagen: Galia Unplugged

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...