5 consejos para ser más productivo y olvidarte de la depresión post-vacacional

Si la vuelta al trabajo se está convirtiendo en un problema por la depresión post-vacacional, te vamos a dar algunos consejos de productividad que te vendrán de perlas.

productividad

Hay quien dice que la depresión post-vacacional no es más que un mito porque para ser considerada como depresión tendría que mantenerse en el tiempo y no ser más bien un período de adaptación que es lo que realmente es. Sin embargo, sea como sea, no es falso que son muchas las personas que tienen problemas para reincorporarse al trabajo tras la temporada estival. Y esos problemas implican que les resulta mucho más difícil concentrarse y ser productivos. Y precisamente de productividad en el trabajo queremos hablarte hoy. ¿Quieres saber cómo ser más productivo?

En este artículo te vamos a dar unos consejos fáciles con los que puedes lograr mejorar tu productividad y volver más fácilmente a la rutina dejando fuera la depresión post-vacacional. Así que, si te sientes sin ánimo, si ves que el trabajo se te acumula, y al final de la jornada solo piensas que mañana te tocará más aún, entonces no puedes dejar de leer los trucos que te señalamos a continuación para que seas más productivo en tu empleo y dejes de estar pensando en las próximas vacaciones. ¡Todavía queda mucho para eso! ¿Te animas?

Cómo mejorar tu productividad tras las vacaciones

Hay que tener en cuenta que cuando se vuelve de vacaciones se dan unas situaciones particulares que pueden sobrepasarte. Por un lado, aún no has cambiado el chip. Por otro, el trabajo se acumula porque has estado tiempo fuera y tardarás unos días en ponerte al día de las nuevas tareas, proyectos y clientes. Es por eso que justo en esta época compensa poner todos los esfuerzos en la concentración y buscar alternativas para evitar que sigan sumándose cosas pendientes sin atender.

  1. Silenciar el teléfono: silenciar el teléfono es realmente importante para no perder la concentración. Con todas las apps que se tienen, las notificaciones pueden impedir que estés a lo que tienes que estar. Por eso, lo mejor es consultarlas todas a la hora del café o en la hora de comer. ¡Así no te aburrirás en ese rato libre!
  2. Lo primero, primero. Lo siguiente, después: ponerse un orden de prioridades y configurar una lista de tareas con las cosas que hacer es importante. Aunque cuando entres en la rutina puede que no la necesites por escrito, te aconsejamos empezar a terminar esa depresión post-vacacional poniendo en un listado todo aquello pendiente y ordenado para ir de uno en uno. No te olvides de terminar lo que está antes para poder continuar por lo siguiente.
  3. El correo tiene un límite: consultar el correo cada dos por tres hace que te despistes y pierdas la atención sobre lo que estabas haciendo. Esto quiere decir que pierdes el foco y, por lo tanto, la productividad cae en picado. Para evitarlo, proponte solamente dos o tres momentos del día en los que vayas a entrar en él para ver qué hay de nuevo. Estos momentos, además, no deben interrumpir ninguna de las actividades que estabas realizando.
  4. Desayunar bien: al igual que ocurre con dormir, en vacaciones los horarios se relajan y las comidas se hacen más ligeras. Sin embargo, con la vuelta al trabajo hay que volver a la normalidad y darle al cuerpo lo que realmente necesita. Un buen desayuno te asegurará la ingesta adecuada de nutrientes necesarios para trabajar al 100 de tu rendimiento. Y en este caso no valen las excusas de no tener tiempo o levantarse muy justo. Hay que dormirse antes y desayunar bien.
  5. Dormir adecuadamente: sabemos que tras las vacaciones, ese período en el que relajabas tus horarios, puede que a tu cuerpo le cueste acostumbrarse volver a la cama a una hora decente. No dormir lo suficiente no solo influirá en tu estado de ánimo, impedirá que te concentres de manera adecuada y que puedas hacer todo lo que realmente tienes pendiente. Además, influirá en cómo haces las cosas y reducirá considerablemente tu productividad. Así que, si quieres mejorarla, no te quedará otra que comenzar a olvidarte de quedarte frente al televisor hasta las mil de la madrugada.

Pese a que los que te hemos mostrado hoy son trucos para aumentar tu productividad durante todo el año, son especialmente recomendables en esa fase de adaptación tras la vuelta a las vacaciones. Ten en cuenta que nadie ha dicho que con solo leerlos vas a ser más productivo y que te costará al principio ponerlos en práctica. Pero como esa depresión post-vacacional que tienes no es más que un período de adaptación, poco a poco notarás como todo vuelve a la normalidad sin mayor problema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...