5 buenas razones para recurrir a los ahorros

Tener un colchón de ahorros es muy importante para enfrentar imprevistos. Pero, ¿cuándo deberíamos acudir a ellos y cuándo deberíamos dejarlos estar?

ahorro independizarse

En muchas ocasiones hemos hablado de cómo ahorrar dinero en nuestro blog. De hecho, en una situación de crisis en la que se encuentran muchas familias no resulta en absoluto fácil conseguir ese colchón de seguridad para evitar que los imprevistos lleguen y no haya capital para enfrentarlos. Sin embargo, hoy no queremos hablarte de ahorrar, sino de cómo gastar lo ahorrado. Algo que te ha llevado mucho tiempo conseguir puede convertirse en un pequeño tesoro al que nunca recurrir, incluso en situaciones complejas. ¿Quieres saber cuáles serían buenos motivos para gastar los ahorros?

Muchos de los que tienen ahorros en casa no quieren recurrir a ellos porque les ha costado mucho tiempo conseguir. Sin embargo, en el momento en el que se necesita liquidez se debe tener en cuenta que no siempre es buena idea firmar un crédito o préstamo cuando realmente se tiene dinero para afrontar un gasto. Entonces, ¿qué gastos podrían ser susceptibles de ser pagados con los ahorros sabiendo que se hacen las cosas bien y sin ningún sentimiento de culpa? Hoy analizamos algunos de ellos para que apliques los ejemplos a tu situación.

Cuando gastar los ahorros

Pagar deudas pendientes: pagar las deudas pendientes es importante para evitar entrar en comisiones e intereses que van en aumento y hacen crecer el importe pendiente. Por eso, si tienes deudas pendientes es importante recurrir a los ahorros para pagarlos y así evitar que te supongan mayores problemas. Ya tendrás tiempo una vez liquidadas para volver a ahorrarte un montón de dinero.

Cumplir obligaciones con Hacienda: muchos contribuyentes se encuentran actualmente pensando en su declaración de la renta y en el pago de ésta. Si realmente tienes dinero para asumir la deuda que te ha salido en la declaración, te recomiendo recurrir a tus ahorros. Otra opción sería solicitar algunos de los préstamos para pagar a Hacienda pero no tienen las mejores condiciones del mercado. Aún así, recuerda que siempre puedes solicitar un aplazamiento.

Pagar facturas o gastos domésticos: para pagar facturas y gastos domésticos es importante tener a mano dinero que pueda ayudarte a solventar la situación ya que se trata de cosas que van a facilitarte la vida doméstica. Es por eso que si, por un retraso en la nómina, o por cualquier otra situación necesitas recurrir a los ahorros para este fin, se tratará de una buena idea.

Hipoteca: el pago de la hipoteca o del alquiler debe ser una prioridad en tu vida. Es por eso que si en un determinado mes tienes problemas para afrontarlo, recurrir a los ahorros debe ser una opción importante a tener en cuenta. De hecho, te recomiendo que lo hagas sin acceder a otros préstamos en los primeros meses. Sin embargo, si ves que la situación se va a alargar, lo más recomendable es que negocies con tu banco una refinanciación de tu hipoteca.

Comprar un coche o reformar la casa: se trata de una inversión que no solamente es necesaria para tu comodidad sino que también es importante para tu futuro. Por un lado, el coche se puede convertir en un medio de trabajo y tu vivienda, además de ser el lugar donde pasas más tiempo gana valor con cada reforma o inversión en electrodomésticos que haces en ella. Por todo esto, si estás dudando en utilizar tus ahorros para ello, deberías saber que es más que correcto.

Recurrir a los ahorros ¿sí o no?

Cuando te preguntas si realmente recurrir a los ahorros en una situación normal es positivo o no, creo que lo que deberías preguntarte antes de actuar es precisamente si ese gasto es necesario. Es decir, si se trata de un gasto que puedes posponer y sin él que podrías tener una calidad de vida similar, o si más bien es algo a lo que debes hacer frente cuanto antes y que no puedes dejar para más adelante. Partiendo de esta tesis, es mucho más fácil saber cuándo debes recurrir a los ahorros y cuando es mejor dejarlos estar donde están.

En caso de que hayas decidido que es mejor recurrir a los ahorros y te vayas a quedar sin ellos, recuerda que se puede empezar de cero. Para ello, aprovecho a recordarte uno de nuestros artículos más leídos que hace récords en Europa y genera mucho interés entre los ahorradores. Se trata del plan de las 52 semanas en las que conseguir un colchón interesante para luego tener capital para afrontar imprevistos. ¿Te lo vas a perder?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...