3 ventajas de las cuentas sin banco, ya famosas en Europa

Pese a que pareciera una paradoja, las cuentas sin bancos son una realidad y parecen extenderse con buena aceptación en el continente europeo. Hoy analizamos sus ventajas

Banca Transilvania

Las cuentas sin banco pueden parecer una verdadera paradoja. ¿Cómo vamos a tener una cuenta bancaria sin una entidad bancaria? Pues bien. Por muy contradictorias que parezcan, en Europa existen, y además se han lanzado con una exitosa campaña que ha acogido la población de una manera brutal apostando de forma masiva por tener uno de estos productos. Las razones para hacerlo han sido numerosas, pero además de las escasas comisiones y de que todo lo hacen muy sencillo, la aversión a los bancos producida por los muchos abusos cometidos ha hecho que algunos ciudadanos indignados hayan decidido castigarles pasándose a la competencia.

3 ventajas de las cuentas sin banco, ya famosas en Europa

Seguridad: para muchos de los que han vivido abusos de los bancos, como en el caso de España los afectados por las preferentes, o los que han visto cláusulas abusivas en sus contratos, incluso aquellos a los que no les han aceptado la dación en pago, empiezan a ver a los bancos más como el problema que la solución y ya no se fían de ellos. Este tipo de cuentas ofrecen esa seguridad que pese a ser la del principiante, por la mala relación anterior, empieza con mejor pie que la de cualquier otro banco.

Bajas comisiones: en España tenemos varias cuentas en el mercado que nos ofrecen cero comisiones. Sin embargo, en países como Francia esto no es lo habitual. Es por ello que el modelo de las cuentas sin banco se ha basado en comisiones más bajas que las de los bancos normales. Así, puede que de exportarse a nuestras fronteras este concepto, para que podamos verlo como una opción rentable tendrían que empezar a pensar en cambiar lo de comisiones bajas por comisiones nulas.

Trámites nada complejos: que la «oficina» sea un estanco o quiosco hace que las cosas parezcan mucho más fáciles. En realidad, el cliente aprecia esos gestos de cercanía, y el hecho de tener un quiosco en cada esquina sin preocuparse del color que tiene en su logotipo y que el quiosquero sea en muchos casos un viejo conocido ayuda en esta labor. Nada que ver con el director de banco siempre esquivo que tiene unos complejos horarios en los que nunca coincidimos. Lo mismo para los demás trámites; todo se puede realizar desde el móvil o en el quiosco. Y con ello, la simplicidad de cómo se hacen las cosas en estas cuentas sin banco.

Yo la verdad estoy deseando que lleguen a España.

Imagen: quinet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...