3 pensamientos dañinos para la filosofía del ahorro

A veces ahorrar dinero depende de lo que nosotros mismos estemos dispuestos a pensar o a hacer. Y precisamente por ello ciertas actitudes nos impiden alcanzar ciertos objetivos.

dinero

Aunque es muy probable que nuestro artículo de hoy te recuerde precisamente que estamos hablando de psicología en un sitio como A Fin de Mes en el que solemos rehuir este tipo de temas, lo cierto es que la manera que tenemos de pensar, nuestra actitud y sobre todo nuestra manera de comportarnos en el día a día influyen claramente en nuestro ahorro y eso es lo que hace que efectivamente nos encontremos con problemas que desde otro punto de vista sí que podríamos resolver. Así que hoy vamos a intentar darnos un paseo por ese tipo de pensamientos que no son demasiado positivos y nos meten en un bucle en el que luego es difícil de salir sin plantearse cambios importantes. Y lo más importante, no nos traen nada bueno.

En este caso particular tenemos que decir que todo lo que queramos conseguir va a tener un coste, y ese coste es siempre difícil de asumir, sobre todo cuanto más grande sea el reto que nos marcamos. Y hay pensamientos que no nos ayudan en nada a lograrlo. Cosas como pensar que no seremos capaces de lograrlo nunca. Que es algo que está fuera de nuestro alcance. Que la mala sierte siempre nos persigue. O que no nos merecemos más que lo que tenemos son de esas que si bien no se le da una importancia extrema, marcan la diferencia entre las personas. Y si es verdad que muchos luchadores se vinieron abajo con la crisis, no lo es menos que luchando se sale adelante. Y es por eso que hoy queremos volver a traer lo positivo a nuestras vidas, y sobre todo, eliminar 3 pensamientos dañinos para la filosofía del ahorro. ¿Te animas?

Lo que no deberías pensar

No tengo suficiente dinero para ahorrar y soy muy malo manejándolo

Es probablemente la excusa más fácil para no proponerse metas y para quedarse en el mismo lugar que estamos con el único propósito de lamentaciones y lloros. Desde luego es una actitud que puede servirnos si nuestro objetivo es no avanzar hacia el ahorro o disponer de liquidez para acceder a ciertas cosas. Sin embargo, si quieres cambiar lo que es tu vida diaria lo primero será preguntarte porque no tienes suficiente dinero para ahorrar, y cómo podrías hacer para cambiar eso. ¿Necesitas otro trabajo? ¿Necesitas un hobby rentable? ¿Qué se te da bien y sabes hacer? Esas quizás puedan ayudarte a encaminar esa duda que a veces no sabemos convertir en respuesta. Sobre el tema de soy muy malo manejando el dinero, hemos hablado en A Fin de Mes de aplicaciones con las que controlarlo todo, y que además, son gratis.

Los bancos no me prestan dinero para poder conseguir mejorar mi vida

Lo mismo que lo anterior pero ante una falta de liquidez o quizás para intentar mejorar de alguna manera un aspecto de nuestra vida diaria que nos permitiría ganar más, o tener más tiempo. Se me ocurre por ejemplo invertir en una moto para evitar tantos atascos y llegar antes al trabajo y a casa. Lo cierto es que la solución no pasa por lamentarse día a día sobre el tema, sino más bien por solucionarlo. ¿Y cómo lo hago? Pues lo primero que hay que preguntarse es precisamente la razón por la que los bancos o entidades no te prestan ese dinero. Si puedes solucionarlo, ponte a ello. Sino, tienes muchas otras opciones como el préstamos entre particulares de las cuales también hemos hablado largo y tendido en nuestro blog.

Ahorrar en la vida diaria significa renunciar a muchas cosas

He escuchado a muchos amigos decir que ahorro y novia no son compatibles. Y la verdad, aún me estoy preguntando con qué clase de novias se relacionan. Pero bueno, volviendo al que es nuestro tema genérico sobre pensamientos dañinos, si crees que una vida de ahorro no es vida, hemos iniciado el mal camino. De hecho, lo que conviene pensar cuando estás ahorrando dinero es ¿qué es lo que me falta? ¿qué es lo que necesito? ¿qué es lo que quiero? Cuando descubras todo eso, aunque todo no se va a poder tener, ponte unos plazos y busca cómo ahorrar en todos esos productos o servicios que deseas. Las páginas de descuentos colectivos, el consumo colaborativo y otras opciones que se están convirtiendo en tendencias para ahorradores de hoy son todas muy buenas ideas como para ponerlas en práctica y evitar esta actitud tan negativa en nuestras vidas.

Está claro que ahorrar dinero depende mucho de cuánto ingresemos mensualmente y de cuáles sean nuestros gastos fijos; pero también es verdad que la actitud es algo fundamental y con una actitud positiva alcanzaremos antes lo que buscamos que con una que se niega a aceptar nuestra situación ¿No te parece?

Imagen: @alviseni

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...