3 derechos que tienes cuando pides un préstamo personal

Los bancos olvidan en muchos casos dar toda la información a los clientes cuando solicitan un crédito. Hoy te contamos tres derechos de los que debes estar informado.

prestamo

Siempre decimos que cuando se va a contratar productos o servicios con un banco hay que prestar especial atención a la letra pequeña y a aquello que no nos cuentan. De hecho, precisamente ahí es donde se suelen encontrar las trampas más frecuentes como algunas de las que han servido para estafar a muchos ciudadanos en años anteriores. Pero, además de estar muy atento, hay que tener la información adecuada para saber cómo enfrentarse a los bancos. Y eso es precisamente lo que queremos hacer hoy con referencia a los préstamos personales.

Los préstamos personales son productos que se recogen en las leyes para asegurarle a los usuarios un mínimo de derechos. De hecho, precisamente varios artículos de la actual legislación deberían ser especificados y leídos a los usuarios que contratan préstamos bancarios que superen los 200 euros. Por debajo de esa cifra no se protege porque se entiende que es una cantidad muy baja. Incluso los micropréstamos ofrecen cantidades que suelen estar entorno a los 300 euros. Así que vamos a ver cuáles son tus derechos y si los bancos los están o no permitiendo.

Derechos que te protegen en los préstamos personales

  • Las ofertas son vinculantes: aunque son muchos los bancos que hacen ofertas un tanto engañosas que luego no mantienen a la hora de firmar el préstamo final, deberías saber que realmente los bancos están obligados por ley a lanzar ofertas una vez el cliente se pone en contacto con ellos que duren hasta 14 días sin modificar los términos ni las condiciones.
  • El derecho a desistir: el consumidor una vez que ha firmado el préstamo personal tiene hasta 14 días contados desde la fecha de la firma del contrato para desistir de los servicios o productos contratados. Además, ha de comunicárselo por escrito al banco, y la ley le ampara con un plazo de hasta 30 días en los que deberá abonar el importe solicitado más los intereses devengados por éste.
  • Derecho a reembolsar el dinero de manera anticipada: aunque este derecho está recogido como tal, no siempre se da a conocer y se aplican comisiones abusivas para aquellos consumidores que, una vez cambiada su situación, quieren abonar el dinero que han solicitado antes de que termine el plazo.

Muchas personas saben que los bancos abusan e imponen condiciones que resultan desde cualquier punto de vista abusivas. Pero hay que recordar que los contratos de cualquier índole no siempre lo recogen todo, ya que dan por hecho cosas que son obvias. Precisamente dentro de esas obviedades se encuentran derechos que se recogen en las leyes y que los bancos saben que deberían dar a conocer a sus usuarios. Sin embargo, no lo hacen. No lo hacen porque así pueden ganar más dinero, y al mismo tiempo pueden lavarse las manos en caso de que los clientes quieran reclamarles. Eso sí, que ellos pongan impedimentos no implica que no tengas razón.

En nuestro caso hemos hablado en varias ocasiones de cómo gestionar reclamaciones bancarias, un proceso que se hace necesario en más ocasiones de las que debería y para las que muchos consumidores no saben cómo actuar ni cómo defenderse. Yo particularmente recomiendo siempre utilizar canales como los que ofrecen las asociaciones de consumo, o incluso si se tiene seguro de hogar preguntar si hay asistencia jurídica de algún tipo porque te ahorrarías la consulta externa. Pese a ello, si no tienes ninguna de esas opciones, hay que considerar hacerlo uno mismo. Hay todo un proceso a seguir para hacer reclamaciones bancarias y en Internet puedes encontrar documentos modelo y guías que te ayudarán a llevarlo a cabo.

Si todos los consumidores que tienen algún tipo de problema con sus bancos, ya sea por préstamos y créditos o por otros productos y servicios, probablemente la actitud de las entidades cambiase de manera importante. Es cierto que tras todos los escándalos hemos visto unas nuevas estrategias en las que el consumidor sigue siendo lo primero, pero todavía se cometen irregularidades cuando nos referimos a los bancos. ¿Qué dices, quieres sumarte a una iniciativa que sí tendría mejoras para todos y que pondría a los bancos en el lugar en el que se merecen? Yo creo que deberías empezar por ti, y luego animar a otros a hacerlo como estoy haciendo yo ahora. ¿Te animas al reto?

Foto: préstamo vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...