110 parados por cada oferta de empleo en España

Aunque a los datos del paro les hemos dado mil vueltas hacia uno y otro lado, lo cierto es que se miren por dónde se miren son malos. Y el de hoy da una nueva perspectiva del panorama español.

ofertas empleo

Que el problema de España, o al menos, el principal problema para la economía doméstica española es el paro es una realidad difícil de negar. Sin embargo, aunque los datos del paro los hemos mirado y remirado ya unas cuantas veces, y casi todos estamos atentos a saber cuál ha sido el nivel de desempleo a cierre del mes llevándonos casi siempre decepciones porque el mercado laboral no acaba de generar el trabajo que necesitamos, hoy le damos aún un nuevo enfoque al tema. Hoy te hablamos del paro, aunque en función de números de parados por cada oferta de trabajo que se publica.

Desde luego que ahora entiendo muchas cosas. Saber que hay 110 parados por cada oferta de empleo en España de media, explica en parte por qué muchas de las ofertas de empleo que podemos ver en internet tienen miles de candidatos. Tantos que el departamento de recursos humanos de la mayoría de las empresas no da abasto. O porqué en algunas empresas, cuando se convocan vacantes, hay gente que se pasa la noche en una cola, para asegurarse de que al menos puede entrar a la primera toma de contacto para la oferta a la que quiere acceder.

Por mucho que las cifras del paro hayan caído ligeramente, y por mucho que haya algunos afiliados más a la Seguridad Social, el problema del desempleo en España es demasiado grave. Y lo es aún más que no se están dando las circunstancias adecuadas para la contratación. Los estímulos son pocos o nulos, las cotizaciones sociales de entre las más altas de Europa, y la economía doméstica para incentivar el consumo interno no arranca. El que produce lo hace o para mercados extranjeros o reduce su producción; el que vende, o no encuentra a quién venderle, o lo hace en menor cantidad o se busca la vida con la internacionalización.

Tenemos un grave problema presente y futuro. Y el poco empleo que se está generando solo da un respiro a quién quiere fiarse de unas cifras que sabemos no reflejan la realidad. Los contratos parciales, precarios y por jornadas sueltas no arreglarán un problema que está ya presente en casi todas las familias. Y que vemos en el vecino, en el amigo y en el colega. Como dice el refrán; es inútil tapar el sol con un dedo.

Vía: El Economista

Imagen: Tecnalia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...