Todo lo que tienes que saber sobre el Black Friday

Sin duda se trata de una tradición que hemos importado de los EE.UU, pero que en realidad nos ofrece justo lo que buscamos los ahorradores: descuentos en muchos productos de electrónica

descuentos electronica

Probablemente sea uno de los días más esperados del año. Y aunque estoy convencida de que casi todos nuestros lectores, sobre todo si son de esos que nunca dejan escapar ni una sola oferta en el mundo del ocio lo conoce, no saben muy bien ni de dónde viene la palabra, ni la tradición, ni a santo de qué se celebra siempre por las mismas fechas. Lógicamente habrás ya deducido que nos referimos al acontecimiento mundial de hoy; al Black Friday, y precisamente de él te hablamos hoy contándote al detalle todo sobre este gran día de las promociones y del ahorro en prácticamente todos los sectores, pero en especial, con particular énfasis en el mundo de la electrónica.

¿Qué es el Black Friday?

Se llama Black Friday no por simple capricho, ni por una razón extraña, aunque el nombre literal de Viernes Negro pueda parecerlo. En realidad, se le dio este nombre al día precisamente en su origen, ya que las calles de las ciudades se llenaban de ríos de gentes y coches que se apelotonaban por hacerse con los regalos de Navidad justamente tras la celebración americana del día de Acción de Gracias. Y es que el Black Friday es justamente el viernes después del jueves de Acción de Gracias, una de las tradiciones más familiares e importantes de los ciudadanos americanos.

Pues bien, como de forma tradicional, para celebrar el día siguiente en familia, con los amigos, o simplemente para pasar una tarde libre de trabajo las personas y el caos que se originaba, se popularizó darlo a conocer con ese nombre tan curioso. Y todo esto ocurría por allá por 1961, en Filadelfia, y los primeros en utilizarlo fueron precisamente los policías a los que se les encargaba la dura tarea de regular el tráfico durante esa fecha. Pero poco a poco, ese término de Black Friday comenzó a convertirse en un asunto realmente comercial.

A partir de 1966 se populariza el término, y ya en 1975 todos los estados americanos lo utilizaban para llamar así al viernes que sucedía al jueves de Acción de Gracias. Aún tendríamos que esperar unos cuantos años para que llegase a ser lo que es en nuestros días, pero precisamente en aquella época se sentaron los antecedentes. Y es que si el término Viernes Negro primero fue por la idea de un tráfico que acababa colapsando las grandes ciudades, en este caso los comercios lo aceptaron como propio otorgándole una nueva mención, porque efectivamente lo convertía todo en «black»

¿La razón? Nada que ver con lo negativo que asociamos al color, sino todo lo contrario. Y es que en eso de las finanzas y las ventas, el negro es un color fantástico, y precisamente en el Black Friday las cuentas pasaban de rojo a negro, con lo que los comerciantes aprovecharon la nueva acepción para seguir popularizando la curiosa expresión que sin quererlo se convertiría en algo que luego usaríamos en prácticamente todos los países del mundo.

A partir de 1975 el uso del Black Friday comenzó a asociarse a descuentos y promociones especiales que hacían que la gente tuviese si cabe más ansias por iniciar las compras navideñas. A mediados de los 80, casi todos los comercios entendían que ese día era cuando la mayoría de los americanos comenzaban sus compras de la época festiva y por lo tanto ponían a sus pies las primeras rebajas para animarles a iniciarlas con más ganas. Las ventas lógicamente se dispararon. Y viendo el éxito de las tiendas que apostaban por la que ya era tradición, muchas más lo hacían al año siguiente.

Fue pasando el tiempo, y la cosa no hacía más que crecer. El Black Friday se hacía popular en el mundo, al tiempo que las ventas sumaban beneficios para los comerciantes. Pero no fue hasta 2005 cuando empezó a ser nada menos que el día de más ventas de todo el año en los comercios americanos. O sea, que en realidad lo que comenzó siendo una fecha caótica para el tráfico, y paso a significar salir de las cuentas rojas, es ahora en realidad la fecha más señalada en el calendario de cualquier comerciante. Ahí es nada.

En España llevamos ya algunos años disfrutando de este día, y aunque todavía no son demasiados los negocios físicos que se apuntan, si que vemos un gran movimiento en las tiendas online, sobre todo en las de multinacionales que apuestan por introducir el concepto del Black Friday y todo lo que supone en los países en los que no es tradición. Y como curiosidad antes del cierre, el año 2013 será el primero en el que Amazon España se apunte al Viernes Negro. ¿Tu eres de los que los aprovecha, o más bien te pasa desapercibida esta tradición americana?

Imagen: beltz6

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...