Productos que ahora son servicios a la carta con los que ahorrar dinero

Los nuevos tiempos, en los que la tecnología juega un papel fundamental, nos encontramos con que hay productos que han dejado de venderse como tal, para ahora ser servicios a la carta.

internet

Probablemente todos nosotros hayamos cambiado de hábitos en el nuevo mundo tecnológico en el que vivimos. Casi todo lo que tiene que ver con dispositivos móviles, con internet, y con servicios varios nos ha, de una u otra manera, cambiado la vida. Sin embargo, ha pasado tan deprisa y nos hemos adaptado tan rápido que en muchos casos no nos hemos dado ni cuenta de lo que ha supuesto, y sobre todo, no somos conscientes del dinero que podemos llegar a ahorrarnos, o que ya nos estamos ahorrando.

En realidad, nos hemos olvidado de cómo consumíamos música en formato producto, o de cómo pagábamos cafés uno a uno como algo que tomábamos como tal. También en muchos casos de comprar cartuchos de impresoras cada vez que se agotaba el nuestro. Ahora todo esto, gracias a internet y a muchas empresas que se han sumado al carro de un negocio en alza han apostado precisamente por ofrecerlo de otra manera. En vez de comprar el CD que quieres, pagas mensualmente por escuchar la música que te gusta. Gastas menos, y tienes más. Lo mismo en el caso de los cafés, dónde la franquicia Cupps, que permite pagar una tarifa plana mensualmente para acceder a sus locales en cualquier momento sin necesidad de llevar dinero en la cartera. Y un modelo similar siguen empresas de consumibles, que en lugar de cobrarte cada uno de los toner o cartuchos, te permiten un pago mensual que incluye todo tipo de recambios.

Ese nuevo modelo que transforma productos en servicios tiene muchas ventajas para el cliente. El ahorro es por lo general inmediato, ya que la empresa procura bajar los precios para asegurarse a un cliente que de tratarlo bien puede serle fiel con su cuota mensual mucho tiempo. Pero no solamente eso. Nos evitamos gastos innecesarios o imprevistos al mes que en ocasiones no podemos permitirnos, ya que de esta manera, esos productos puntuales se transforman en un servicio fijo con una cuota establecida. Es decir, tenemos dos ventajas en una sola.

Pero aún hay más. Dado que la mayoría de los consumidores repelen ya los compromisos de permanencia y no los quieren aún con cosas gratis, se ofrece la posibilidad de darse de baja siempre que se quiera. Así, si un mes, o durante un determinado período no queremos tener este gasto, podemos evitárnoslo del todo. Desde luego, la tecnología nos ha permitido muchas cosas, y el ahorro es una de ellas. ¿Tú cuántos servicios de este tipo usas en tu vida diaria?

Imagen: balleyne

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...