Ahorra comprando en rastros y mercadillos

rastro

Los mercadillos siempre han sido un clásico en nuestro país, y más aún los de verano que pueblan costas y enclaves turísticos. Comprar en estos lugares puede suponernos un importante ahorro en nuestra economía, siempre que lo hagamos con precauciones y sepamos exactamente lo que queremos adquirir, y a qué precio.

La ropa puede alcanzar precios de risa: 1 euro, 2 euros… Los mejores puestos son aquéllos que ofrecen ropa de marcas y tiendas conocidas (zara, Springfield…), que estos establecimientos han optado por retirar para sacar productos de nueva temporada. Si llevan etiqueta, mucho mejor; suele ser garantía (aunque no siempre) de que no se trata de ropa usada.

Las antigüedades son típicas de Rastros como el de Madrid, Portobello Road en Londres, el Mercado de las Pulgas en París… En este caso, es ya más difícil que no nos den gato por liebre. Lo mejor es tener muy claro lo que se quiere gastar, y qué nos queremos comprar. Si nos llevamos algún artículo que nos guste y nos parezca barato, habremos hecho una buena compra… Aunque no sepamos si realmente es una antigüedad.

Muchos mercadillos (Entrevías en Madrid, mercadillo de Santoña en Cantabria, los de los pueblos…) tienen puestos de verduras, frutas y alimentos. Las verduras y las frutas suelen ser baratísimas y de buena calidad, pero lo mejor es acudir acompañado, ya que las cantidades que se venden suelen ser muy grandes para sólo una familia.

Aprvecha el buen tiempo para darte una vuelta por un mercadillo. No sólo comprarás bueno y barato… Pasarás una estupenda y divertida mañana.

Foto: ReservasdeCoches.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...