Las siete erres

las-siete-erres

Las siete erres es un principio en el que puedes basar tus compras para convertirte en una persona que respeta el medio ambiente, que hace compras justas y que ahorra.

Las siete erres del consumidor ecológico son fáciles de conseguir cambiando algunos hábitos, en cuanto lo logres y veas los beneficios, seguro que las aplicarás de forma automática.

La primera erre: Reflexionar antes de comprar, piensa bien en qué medio de transporte irás a al compra o si la harás en línea, qué clase de productos comprarás y sobretodo si realmente los necesitas.

Seguimos con la erre de sonido muy fuerte, la erre de Rechazar todo producto tóxico, no biodegradable, transgénico o de alto impacto ambiental. Lee las etiquetas e infórmate lo más que puedas.

La tercera erre es la de Reducir, la fórmula es simple: menos bienes, menos gastos, menos explotación de recursos naturales, menos residuos, menos contaminación. No se trata de dejar de comprar, se trata de comprar lo necesario en la cantidad justa.

Reutilizar todo lo que se pueda: usar bolsas de tela para la compra, pilas recargables, participar en redes de trueque, comprar artículos de segunda mano, donar y crear nuevos objetos a partir de los que se pensaba ya eran basura.

La quinta erre es la que más suena, suena por todos lados: Reciclar, así que no olvides separar y colocar en el contenedor adecuado. En el caso de residuos especiales, aceite residual llévalos a los puntos de recogida. Si puedes y tienes el espacio: practica el compostaje.

Redistribuir es la erre que puede hacer una gran diferencia; seguro que no está en tus manos el reparto de la riqueza entre los pueblos del mundo pero sí informarte sobre la huella ecológica y disminuir la propia así como preferir artículos fabricados y distribuidos demandando una menor cantidad de recursos.

Por último, pero no menos importante, la séptima erre que a veces se tiene que gritar: Reclamar. Recuerda la fuerza que el consumidor puede tener para que los bienes se fabriquen de forma justa, limpia y accesible.

Así que «erre con erre cigarro, erre con erre barril…» erre con erre comprar, erre con erre ahorrar, erre con erre renovar la forma de hacerlo.

Vía | Ecoticias

Foto | animantis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...