El acertijo de las zapatillas y el euro perdido explicado al detalle

Si te gustan los problemas matemáticos no te puedes perder la explicación completa de las zapatillas y el euro perdido que vamos a analizar hoy.

acertijo zapatillas

Probablemente en más de una ocasión te hayan retado con algún acertijo matemático del que no conoces la solución. Actualmente, en redes sociales hay uno que se ha puesto muy de moda y parece imposible de resolver. Se trata del problema de las zapatillas y el euro perdido. En A Fin de Mes nos gusta darle la vuelta a estos planteamientos para resultar de ayuda a nuestros lectores y eso es precisamente lo que nos disponemos a hacer hoy. Aprovechando que no queda nada para la vuelta al cole, ¿por qué no retar a tus conocidos con esta propuesta matemática?

Antes de entrar en detalle de cómo se resuelve el acertijo del euro y las zapatillas queremos decirte que la cuestión está en cómo te plantean el problema. De hecho, se parte de un planteamiento erróneo para confundir al lector y es en ese bucle del que no consigue salir en el que se lía y acaba por no entender a dónde fue a parar el euro. No te preocupes, porque con los detalles que te vamos a dar a continuación podrás explicarle, incluso a un niño, cómo funciona este problema de matemáticas.

Las zapatillas y el euro perdido

Supongamos que quieres comprar unas zapatillas de 97 euros. Como no tienes el dinero necesario para hacerte con ellas, le pides 50 euros a tu madre y otros 50 euros a tu padre. Con el dinero que te han prestado pagas en el negocio local las zapatillas. En la tienda te dan tres euros de cambio. Con el dinero que te ha sobrado, le devuelves un euro a tu madre y otro euro a tu padre. Te quedas uno. Ahora debes 49 euros a tu padre. También debes 49 euros a tu madre. Es decir, 98 euros. Pero te quedaba un euro, por lo tanto, son 99 euros. ¿Dónde está ese euro que falta?

Para explicar este problema que está mal planteado desde un principio vamos a recurrir a dos conceptos que no se manejan habitualmente con sus nombre, pero que resultan muy efectivos tanto en este caso como en todo lo que tiene que ver con la economía doméstica. Se trata del activo y del pasivo. El activo es el dinero que tienes disponible en ese momento. El pasivo la deuda que estás contrayendo. Por lo tanto, vamos a ver poco a poco cómo se desarrolla este problema teniendo en cuenta el acertijo del euro perdido y las zapatillas.

Pides a tu madre y a tu padre 50 euros a cada uno por un total de 100 euros.

  • Activo: 100€ que te han dejado
  • Pasivo: 100€ que les debes

Las zapatillas cuestan 97 euros en la tienda y las pagas con el dinero que te han prestado tus padres

  • Activo: 97 euros
  • Pasivo: 100 euros
  • Efectivo: 3 euros

Devuelves a tus padres un euro a cada uno y te quedas con un euro de resto

  • Activo: 97 €
  • Efectivo: 1 €
  • Pasivo: 98 €

Como ves, el problema del euro perdido y las zapatillas es en realidad algo que tiene que ver con el mal planteamiento inicial. En realidad, hay más fórmulas que la que te hemos enseñado para resolverlo pero el uso de estos términos te resultará también muy útil para poder llevar tus finanzas personales de una manera más eficiente. Precisamente si lo que estás buscando son soluciones para tenerlas bajo control, creo que te será de gran utilidad un artículo que hemos publicado hace ya varios meses en el que analizamos las aplicaciones más interesantes para el control de la economía doméstica. En todas estas apps gratuitas encontrarás la solución para que tus gastos estén más organizados en caso de que no quieras recurrir al método manual inspirándote en el ejemplo que te hemos mostrado hoy.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...