La crisis hace florecer el trueque de viviendas

Hoy en día con esta interminable crisis hablar de trueque es casi lo más habitual, el intercambio de pequeñas cosas o servicios, puesto que es una tendencia que llevamos tiempo viéndola en distintas vertientes. Sin embargo, es más raro pensar que también comienza a florecer el trueque en viviendas.

Esto ocurre porque el que quiere vender su piso no logra hacerlo a un buen precio o incluso una familia con vivienda, quiere comprar otra, y sin embargo no puede acceder a una hipoteca. Para ellos el trueque es una opción, aunque en el sector inmobiliario se le conoce por el nombre de permuta.


Una permuta inmobiliaria o trueque es un contrato por el cual cada uno de los contratantes intercambia con el otro un inmueble de su propiedad. Ambos se obligan a entregar el dominio de una vivienda para recibir otra. Si bien en la mayoría de los casos el valor del inmueble no es igual, siempre, una de las partes tiene que aportar una demasía de dinero para llegar al valor de la vivienda, algo que también se suele hacer cuando un titular,  quiere cambiar su casa grande por una más pequeña, y así recibir  una cantidad de dinero por la diferencia.

Una gestión completamente legar que según el Código Civil, en caso de ausencia de regulación específica, la permuta se regula como una compraventa, implicando trámites similares a los de la compra de un piso, escritura pública, liquidación de impuestos o inscripción en el Registro de la Propiedad.

Imagen | terra

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...