6 cosas con las que pierdes gasolina y no lo sabías

Si buscas una conducción eficiente, en la que el gasto de combustible sea lo menor posible, te contamos algunos detalles de cosas que te hacen perder dinero en ese sentido.

gasolina

Hoy queremos hablarte de nuevo de un tema que actualmente nos preocupa bastante por lo que viene siendo la tendencia habitual del verano; la subida de los carburantes. Siempre que llega agosto, las gasolineras aprovechan los muchos desplazamientos para aumentar la cuenta que nos toca pagar, que ya no resulta especialmente económica. Sin embargo, aunque hay alternativas de ahorro relacionadas con las muchas promociones que se llevan a cabo en éstas, así como con tarjetas de fidelidad o tarjetas con las que obtener descuentos al pagar con ellas, hoy no queremos hablar de ese tipo de ahorro, sino de uno que tiene que ver con cómo conduces. Hay ciertas actitudes que hacen que pierdas dinero al volante, y eso es precisamente lo que vamos a revisar a continuación.

Es cierto que no es la primera vez que lo hacemos en el caso de A Fin de Mes, ya que en alguna otra ocasión hemos hecho referencia al tema de la conducción eficiente, pero ésta vez queremos hacerlo centrándonos en 6 cosas con las que pierdes gasolina y no lo sabías, o al menos a las que no estás prestando la suficiente atención para lograr un efectivo ahorro de carburante. ¿Te atreves a descubrir si cometes estos errores que luego pagas con tu bolsillo sin darte cuenta?

  1. Estar parado más de 10 segundos: aunque los últimos modelos de coches han mejorado este aspecto, lo cierto es que para la mayoría de los conductores, los atascos, los semáforos o cualquier otro problema que se registre en la vía y nos haga estar más de diez segundos parados es un gasto innecesario de combustible. ¿La solución? Apagar el motor y volver a encender el vehículo en cuanto puedas circular con normalidad.
  2. Conducir muy despacio: hay una teoría bastante extendida entre los conductores que se basa en que cuánto más despacio se conduzca, más combustible se ahorra. En realidad, circular por autopista es más caro que hacerlo por carretera. Esto es cierto. Pero se debe adaptar la velocidad a la vía, intentar ahorrar también tiempo, y sobre todo, la teoría es errónea si hablamos de velocidades por debajo de los 100 kilómetros por hora, porque al circular además en marchas más cortas, necesitamos una mayor cantidad de combustible para poder seguir con la marcha.
  3. Evitar los semáforos rojos con acelerones: los atascos en ciudad es algo que todos los conductores odiamos. Sin embargo, por lo general, no hay solo un semáforo en la misma calle. Si conseguimos esquivar el primero, tendremos que frenar en el segundo. Y haberlo esquivado con un buen acelerón solo nos dará como resultado un montón de combustible tirado a la basura para tener que esperar de nuevo en las siguientes luces rojas que nos encontramos unos pocos metros más adelante. ¿De verdad tiene sentido esta práctica?
  4. Evitar el control de crucero: aunque no todos los coches lo incluyen, en caso de que el tuyo sí lo tenga, no utilizarlo es lo peor que puedes hacerle a tu bolsillo a la hora de intentar ahorrar dinero en carburante. Es simple, el coche consume más sino mantenemos una velocidad estable. El control de crucero hace todo el trabajo por nosotros y nos permite además ir más relajados al volante. ¿De verdad tienes una razón con más peso que esto para seguir evitándolo?
  5. Utilizar combustibles de máximo rendimiento: aunque hay estudios que sí han demostrado su eficiencia, otros no tienen tan claro que los números que declaran los fabricantes sean tan reales como ellos dicen que son. Por ello en muchos casos hemos visto como se desaconseja su compra si queremos asegurarnos ahorrar dinero a la hora de llenar el depósito. En todo caso, echa cuentas y piensa si te compensa pagar todos los céntimos de más que te cuestan, para intentar una eficiencia que aunque no es falsa del todo, sí que está en entredicho.
  6. Viajes con muchas paradas: tampoco sé muy bien por qué hay una leyenda urbana que afirma que es mejor un viaje con muchas paradas en sitios estratégicos que visitar que uno más largo a la hora de conseguir un mayor rendimiento del combustible. Por lógica, esto es totalmente falso, ya que el gasto del combustible va a depender de cuántos kilómetros recorras, de la velocidad media a la que los recorras, del consumo de tu coche y de tu forma de conducir. Lo demás, es puro cuento.

Imagen: Nacho

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...